Hipotecas
En España, la inmensa mayoría de hipotecas se vinculan al euríbor. G3

El euríbor, el índice al que se encuentran referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, ha cerrado el mes de enero en el -0,189%, lo que supone un leve repunte respecto al dato del -0,19% con el que cerró 2017, lo que permitirá abaratar las hipotecas a las que toque revisión en casi 60 euros anuales, según confirmó este jueves el Banco de España.

Se trata del primer repunte que experimenta el índice desde agosto de 2016, cuando, ya en negativo, cerró en el -0,048%, frente al -0,056% de julio de 2016. El índice comenzó el primer mes del año en el -0,186% y profundizó su descenso hasta el día 24 del mes, cuando registró un -0,192%, y a partir de entonces revirtió su tendencia.

Con estos valores, las hipotecas de 120.000 euros a 20 años con un diferencial de euríbor +1% a las que les toque revisión tendrán una rebaja de unos 59,88 euros en su cuota anual o, lo que es lo mismo, de 4,99 euros al mes.

Vigésimo cuarto mes consecutivo por debajo del 0%

El euríbor se adentró en febrero de 2016 en terreno negativo por primera vez en la historia ante la política ultraexpansiva del Banco Central Europeo (BCE) para apuntalar la recuperación en la zona euro. Con el dato de enero, el índice alcanza su vigésimo cuarto mes consecutivo por debajo del 0%, con caídas que se agudizaron durante los meses de septiembre, octubre y noviembre.

En opinión del analista de XTB Gustavo Martínez, el dato ligeramente menos negativo del euríbor se puede explicar por las recientes medidas de relajación de estímulos por parte del Banco Central Europeo (BCE), después de que su presidente, Mario Draghi, anunciara que, aunque continuará con la expansión cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés), el plan de estímulos se reducirá a la mitad.

"La menor oferta monetaria impulsa el euríbor al alza. Sin embargo, las medidas tomadas no son tan fuertes como para que los hipotecados deban preocuparse y perciban cómo sus cuotas mensuales van creciendo", explica el experto. No obstante, señala que esta mejora sirve de aviso de lo que está por venir, "un estancamiento en 2018 y un aumento progresivo en 2019 que se traducirá en un encarecimiento de los préstamos hipotecarios".