Granjas de cerdos
Granjas de cerdos DAR

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha publica este jueves, y recoge Europa Press, que dicho proyecto no necesita someterse a una evaluación de impacto ambiental ordinaria por estimarse que no tiene efectos significativos en el medio ambiente, siempre que se realice conforme a la solicitud presentada y a las prescripciones de este informe y siempre que la Confederación Hidrográfica del Tajo indique que hay recursos existente en cuanto al agua necesitado por la explotación, en calidad y en cantidad.

Esta explotación será de cebo de lechones procedentes de recría que entrarán en la granja con aproximadamente 20 kilogramos de peso y 71 días y se mantendrán en la misma hasta alcanzar 100 kilogramos que se prevén lo hagan transcurridos 125 días. Se estima que tendrá un total de 2,5 ciclos/año con una producción de 490.195 kilogramos/año.

La parcela se encuentra a unos 265 metros del Arroyo de Valdolega y a 318 del Arroyo de Brugel. Con respecto al casco urbano, son más de 2.000 metros de distancia a los núcleos más próximo que son Cazalegas y Lucillos.

Dice la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural no tener conocimiento de ninguna explotación porcina en la zona en un radio de más de 1 kilómetro, ni tampoco la existencia de industria cárnica, plantas de tratamientos de purines o vertederos La parcela tiene una superficie de 41.758 m2 y está dedicada a labores agrícolas.

La construcción de la explotación proyectada ocupará 1.793,92 m2 y la suma de las superficies de las balsas de purines asciende a 1.953 m2 , no ocupándose el máximo permitido (10%) de la superficie de la parcela

En cuanto al abastecimiento de agua se realizará a través de un pozo-sondeo a perforar en la propia parcela. Se estima un consumo anual de 7.993,50 m3. El agua se impulsa por bomba hasta un depósito general de 20.000 litros.

Respecto a la gestión de los purines se estima una producción de estiércol líquido y semilíquido total de 4.300 m3 /año, y según las balsas disponibles tendrán capacidad para seis meses, siendo estos utilizados para su aplicación en terrenos agrícolas como abono órgano-mineral.

En cuento a la eliminación de cadáveres, se estima una mortalidad del 2% por ciclo que puede suponer unos 100 cebones al año, y que se gestionarán por medio de empresa especializada para la recogida de cadáveres.

Para los residuos peligrosos la explotación dispondrá de un pequeño almacén de 2-4 m2, donde se almacenarán los residuos veterinarios sólidos o envasados hasta su recogida por gestor autorizado.

Consulta aquí más noticias de Toledo.