El vicepresidente de la Xunta y responsable autonómico de Xustiza, Alfonso Rueda, ha subrayado que la polémica instrucción sobre los días libres de los funcionarios del sector judicial gallego "no se ha anulado", si bien ha subrayado que pudo haber "alguna malinterpretación inicial" que obligó a realizar puntualizaciones.

Rueda ha realizado estas declaraciones en Ourense en la misma jornada en la que la Direccion Xeral de Xustiza ha colgado en la 'intranet' a la que tienen acceso los trabajadores una "nota informativa sobre la concesión de vacaciones, permisos y licencias".

En el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, se puntualiza que solo en el supuesto de no estar disponibles los suficientes funcionarios para cubrir los servicios mínimos que se fijen se procedería, "de acuerdo con la normativa vigente", a "no conceder o incluso a revocar las vacaciones, así como los permisos y licencias sujetos a las necesidades del servicio".

Más contundente era la instrucción que trascendió el martes, en la que la Xunta anunciaba que no concedería días de asuntos propios ni de vacaciones en febrero al personal de justicia, al tiempo que revocaba los ya aprobados.

El comité de huelga del sector judicial gallego, que tiene un preaviso de paro indefinido a partir del 7 de febrero, llevó al juzgado esta instrucción que entiende como una "represalia" laboral.

Horas después, en declaraciones a Europa Press, el director xeral de Xustiza, Juan José Martín, matizaba que se analizaría la situación de cada unidad judicial para garantizar los servicios mínimos y que ningún juzgado "quedase vacío".

DESIGNACIÓN DE LOS SERVICIOS MÍNIMOS

La nota informativa que ahora traslada Xustiza a sus trabajadores va en esta línea y vuelve a recordar las "circunstancias excepcionales" que se darán en febrero, entre ellas la cobertura en comisión de servicios de los cuatro nuevos juzgados que entran en funcionamiento el 31 de enero.

A ello se suma la resolución del concurso general de traslados por el que cesarán el día 12 los funcionarios pertenecientes al cuerpo de tramitación y el día 16 los gestores y los auxilios, cuyas plazas no se ocuparán hasta varios días después, cuando se produzcan las tomas de posesión.

A esta circunstancia se suma -apunta- el preaviso de huelga indefinida. Por eso, avanza que la Dirección Xeral de Xustiza procederá a la designación de servicios mínimos, que se realizará en función de las ocupaciones del cuadro de personal de cada órgano o servicio judicial, y de la disponibilidad de funcionarios en estos órganos, así como su comunicación "con la debida antelación" tanto a las unidades judiciales como a los funcionarios designados.

Ante estas circunstancias, Xustiza indica que, "en el supuesto de no estar disponibles los suficientes funcionarios para cubrir estos servicios mínimos fijados, se procedería, de acuerdo con la normativa vigente, a no conceder, o incluso a revocar (de estar concedidas), las vacaciones, así como los permisos y licencias sujetos a las necesidades del servicio".

"NO SE ANULÓ"

"No se anuló. Lo que decidimos fue explicar en qué consiste esa decisión. La Xunta está obligada a velar porque un servicio tan importante como la Justicia no se vea totalmente interrumpido y tiene que garantizar su continuidad teniendo en cuenta que, cuando se produce una huelga, ese servicio va a quedar disminuido", ha remarcado Rueda este miércoles.

"No está anulada esa instrucción, lo que hicimos fue matizarla y decir que no supone una aplicación general y, en todo caso, denegar los permisos y vacaciones, sino que supone que todas las peticiones se analizarán y algunas se podrán conceder y otras no", ha puntualizado, a renglón seguido.

Dicho esto, ha remarcado que habrá un decreto de servicios mínimos, que "tendrá que ser cumplido". "Espero que así sea", ha manifestado, antes de remarcar que los servicios públicos se cumplieron en los anteriores paros, una cuestión que ha agradecido.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.