Agresión en el metro de Roma
Imagen de un convoy de una de las líneas del suburbano romano. METRO DE ROMA

"Oí voces. Dios me lo pidió". Esta ha sido la explicación que un hombre de 47 años ha dado a la Policía italiana al ser detenido por la agresión perpetrada el pasado día 26 de enero en el metro de Roma.

El hombre empujó a las vías a una mujer en el momento que el convoy llegaba a la estación de Eur Fermi, según recogieron las cámaras de seguridad del suburbano romano que posteriormente fueron visionadas por los agentes.

En ellas se ve el detenido con un abrigo rojo en el momento de empujar a la mujer. Luego se ve como abandona el lugar a la carrera, a pesar de lo que ha sido identificado.

La víctima sufrió lesiones graves consecuencia de las cuales le fue amputada una mano. Las pesquisas han determinado que no hay relación entre la mujer y su presunto agresor y que este sufre problemas psíquicos.