Fernando Rivarés y Alberto Cubero, en rueda de prensa en el Ayuntamiento
Fernando Rivarés y Alberto Cubero, en rueda de prensa en el Ayuntamiento EUROPA PRESS

"La ciudad tiene a cero euros la deuda con las contratas", ha sentenciado el consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, para precisar que 55,5 millones de euros corresponden a la deuda que se contabilizó en la auditoría de 2015 y el resto son intereses de demora.

En rueda de prensa conjunta con el consejero municipal de Servicios Públicos, Alberto Cubero, Rivarés ha explicado que había deudas en áreas

como la recogida de residuos, la limpieza pública, el suministro de agua, luz, transporte, el plan de choque contra la crisis o el control de los pabellones deportivos.

"En anteriores gobiernos ocurrían cosas como que en junio se acababa el dinero de pagar el agua, las emergencias sociales o el autobús, pero ahora se está a cero en deudas porque no hay infradotaciones y cada partida se ha subido un poco más para permitir absorber esta deuda que se ha saldado en dos años y medio", ha resumido Rivarés.

Del total de la deuda saldada, ha desglosado los 33,5 millones de euros en 2016 y en 2017 el resto. También ha dicho que se han pagado otros 97 millones de euros en sentencias judiciales e intereses de demora, que han sido 10 millones, "que se podía haber ahorrado la ciudad si se hubiera pagado en tiempo".

Rivarés ha aseverado que se han realizado todos estos abonos "sin menoscabo del servicio público y, además, aumentado la calidad de la prestación", ha remachado.

AHORRO Y BUENA GESTIÓN

Por su parte, Alberto Cubero ha manifestado que "esta buena gestión que supondrá un ahorro se ha hecho en paralelo a la mejora del servicio mediante la inspección de los contratos" tras la creación de la Oficina de Inspección que permite que todos los contratos estén fiscalizados y controlados.

Esta supervisión ha permitido aumentar la inversión en servicios públicos, que en algunos supera la dotación anterior a la crisis económica como los 2 millones de euros más que hay en la contrata de parques y jardines y los 4 millones en limpieza, ha expuesto.

Cubero ha aportado el dato de que solo a la empresa FCC ha habido que abonarle 5 millones de euros por intereses de demora de certificaciones que no se había pagado en el anterior mandato.

No obstante, ha lamentado que no haya esa reciprocidad por la parte empresarial. "Todavía no hemos recibido los datos de FCC para el desglose de la certificación de enero que se solicitó hace meses, pero mientras tanto han recurrido el pliego de condiciones de la nueva

licitación".

Rivarés ha contado que estos millones se han pagado mediante modificaciones de crédito y "renunciando a los fastos para poner en primera línea de interés a los servicios públicos".

PAGAR PRONTO

Como ejemplo ha dicho que ante los 35,7 millones de euros que cuesta el servicio básico del autobús, sin contar los barrios rurales, ha habido años que había 24 o 25 millones y esas partidas insuficientes se acumulaban como deuda y ahora se han saldado mediante modificación de crédito.

También se ha recaudado más de impuestos a las grandes firmas y se ha seguido la máxima de que los esfuerzos se dirigieran a los servicios sociales, "renunciado al despilfarro y a la infradotación", ha reiterado.

Tras señalar que se trata de "repartir el dinero en lo importante para la ciudad y no acudir a los fastos ni al gasto superfluo", ha indicado que la supresión de la navegación fluvial ha supuesto un ahorro de 1,5 millones de euros, las fiestas del Pilar han costado 400.000 euros y el otro millón de euros se ha sacado de la colaboración público social, patrocinios y gestión.

"Se ahorra lo pagado pronto porque cuanto más tarde se paga más deuda se genera", ha enfatizado Rivarés.

En este contexto, Cubero ha comentado que en FCC limpieza la certificación mensual es de 900.000 euros sobre el millón de euros anterior y además "la inspección también controla las bajas laborales por las que se descuenta unos 200.000 euros anuales, las facturas han sido menores y ha permitido poner al día los servicios".

"Ahora nos podemos sentar a negociar de tu a tu con la empresa porque el ayuntamiento no le debe nada y eso es más autonomía municipal frente a estas grandes empresas", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.