Según la institución insular, la obra de Marí ha sido una de las más "valiosas" de la lírica en catalán en estas últimas décadas y su voz "la más reconocible de los escritores ibicencos".

Prueba de ello, dicen, son los premios logrados en vida, algunos de gran prestigio, como el Premio Miquel Àngel Riera de Poesía en 1998, el Premio Mallorca de Creación Literaria de 2005 o el Ciutat de Palma-Joan Alcover de 2007, entre otros.

Manel Marí siempre reconoció la maestría de Marià Villangómez, así como la influencia de autores como Blai Bonet, Maria Mercè Marçal, Bertolt Brecht u Omar Khayyam.

"En muchas ocasiones, no valoramos de manera justa el talento que tenemos más cerca. El hecho de que Manel Marí fuera una persona tan cercana y modesta ha hecho que, a veces, no valoremos en su justa medida su enorme talla como poeta y el valor de su lírica", ha dicho el conseller insular de Cultura, David Ribas, quien ha considerado que la muerte de Marí es "una irreparable y dolorosa pérdida para la cultura de Ibiza y, por extensión, para toda la cultura en lengua catalana".

Desde el Consell han mostrado su pésame a la familia y han invitado a los ciudadanos a que se acerquen a los versos de Marí "porque sus libros son motivo de orgullo y patrimonio común de todos los ibicencos".