"Soy humano y hay momentos en los que dudo". El expresident catalán Carles Puigdemont ha reaccionado así a la revelación por Telecinco de unos mensajes que intercambió el martes con el exconseller Toni Comín y en los que daba por terminado el procés.

El expresident aseguraba en los mensajes que todo "ha terminado" y "ha caducado" y que sus correligionarios lo han "sacrificado" como candidato, por lo que el "plan de Moncloa" ha "triunfado".

"Soy periodista y siempre he entendido que hay límites, como la privacidad, que nunca se han de violar", añade Puigdemont en su respuesta. Por su parte, Comín, que también se encuentra en Bruselas, ha anunciado "acciones legales" por lo que considera una "revelación de secretos".

"Si el bloque del 155 se hace ilusiones sobre la división del independentismo, tendrá un enorme disgusto. Desde su pluralidad ideológica, la unidad del independentismo está aboslutamente garantizada", asegura.

Además, el diputado de ERC ha indicado que "cualquier mensaje sacado de contexto pierde siempre su significado" y, en este sentido, ha remarcado que "la posición política" de Puigdemont es la que ofreció en el vídeo publicado el martes, en un mensaje que fue "inequívoco".