Ante el aumento de la carga de trabajo del Juzgado de Violencia contra la Mujer, la Dirección General de Justicia ha decidido disponer de mayor espacio a sus instalaciones, con el fin de garantizar los derechos a la intimidad y salvaguardar a las víctimas de sus agresores. De este modo se han mejorado los despachos e instalaciones para facilitar la labor de Juez, Letrada y personal del Juzgado.

El Ejecutivo foral ha destacado que así se cumple el requerimiento del Consejo General del Poder Judicial que señala la necesidad de garantizar los derechos de las personas que comparecen ante el Juzgado y se mejora la distribución del espacio a fin de que todo el personal pueda trabajar junto, al tiempo que así se atienden las demandas formuladas por las titulares del Juzgado desde hace tiempo.

Por otro lado, este miércoles dará comienzo la actividad del nuevo Juzgado Civil que contará con una plantilla de 10 personas, contabilizando el juez o jueza, letrado o letrada de la administración de justicia y los empleados, 8 en total, de los cuerpos de gestores procesales, tramitadores de la administración de justicia, y miembros de auxilio judicial.

Consulta aquí más noticias de Navarra.