Material incautado en una operación contra la estafa mediante compra financiada
Material incautado en una operación contra la estafa mediante compra financiada POLICÍA NACIONAL

Según ha informado la Policía Nacional en una nota de prensa, los agentes se han incautado de dos vehículos, ocho teléfonos móviles, un televisor, una impresora, 920 euros y gran cantidad de documentos vinculados a 29 filiaciones distintas y de numerosos vehículos.

Conforme a la información facilitada por la Policía Nacional, los detenidos han sido puestos a disposición de la autoridad judicial que ha ordenado el ingreso en prisión de uno de ellos.

Las investigaciones se iniciaron tras detectarse la presencia de dos varones en un establecimiento comercial en el que se habrían personado días antes cuando realizaron "una compra financiada de dos terminales de telefonía móvil valorados en más de 2.300 euros mediante la modalidad de venta a plazos, usando documentación que posteriormente pudieron comprobar que había sido falsificada". En esta ocasión, pretendían adquirir de la misma forma otro teléfono móvil de alta gama valorado en más de 900 euros.

Según las indagaciones efectuadas, el reparto de papeles y responsabilidades en este grupo estaba perfectamente organizado. Así, el máximo responsable, un varón de 47 años detenido en esta ocasión y con numerosos antecedentes por hechos de similar naturaleza, sería el encargado de falsificar los documentos para las compras aplazadas y de reclutar a los "individuos de paja", hombres de buena presencia, sin antecedentes y de escasa formación, cuyos datos no figuraban en archivos de morosos, los cuales, bajo la promesa de obtener beneficios mensuales de entre 800 y 1.000 euros, eran trasladados a los comercios junto con "el controlador", persona encargada de vigilar y velar por que las operaciones se llevaran a cabo sin incidentes.

Otros dos miembros de la organización eran los encargados supuestamente tanto de trasladar a estos a los establecimientos, como de la localización y fijación de los bienes muebles objeto del grupo, fundamentalmente vehículos y productos de electrónica de alta gama, así como de "entregarles los documentos previamente falsificados para llevar a cabo las operaciones de crédito, cuyas cuotas nadie abonaría".

Los productos adquiridos fueron vendidos inmediatamente a terceros, repartiéndose los beneficios generados, siendo la persona que efectuaba físicamente la operación quien menos beneficio obtenía.

De un primer análisis de los documentos intervenidos, se ha detectado la vinculación de hasta 29 personas distintas con cuyas identidades la organización habría adquirido productos.

Las investigaciones, que continúan abiertas, han sido desarrolladas por agentes del Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Granada quienes, para las detenciones, han contado con la colaboración de agentes del Grupo de Atención al Ciudadano de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana.

Consulta aquí más noticias de Granada.