El hombre, que permanecía en dependencias policiales desde su detención, ha pasado en la mañana de este domingo a disposición judicial, según han confirmado a Europa Press fuentes cercanas a la investigación.

Este individuo, E.M.S., fue arrestado el pasado jueves tras realizar varios disparos con un arma en la Avenida López Astray de A Laracha. Aunque no hirió a nadie, los disparos iban dirigidos al interior de una vivienda en la que se encontraban dos personas, han confirmado las mismas fuentes.

Tras el tiroteo, que tuvo lugar sobre las 16,30 horas, el hombre se dirigió a un bar cercano, donde pidió una consumición. Testigos presenciales explicaron a Europa Press que el hombre, que "aparentaba entre 30 y 40 años", se comportaba de forma "extraña".

Hasta el bar le siguieron agentes de la Policía municipal, que localizaron munición escondida el baño, ya que el detenido habría intentado deshacerse de las balas arrojándolas al váter. Sin embargo, el arma aún no ha sido localizada.

Al hombre se le atribuyen los delitos de homicidio en grado de tentativa y de tenencia ilícita de armas, ya que los agentes tratan de investigar cómo tenía la pistola en su poder.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.