El gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa
El gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa EUROPA PRESS

El gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa, ha limitado las críticas de los últimos días por saturación en los hospitales gallegos a "organizaciones políticas y sindicales". Al respecto, ha lamentando que "se use la sanidad como instrumento de propaganda política".

Preguntado al respecto en la rueda de prensa de presentación de los datos de listas de espera de 2017, Fernández-Campa ha apuntado que la gripe sigue una "tendencia descendente" en la comunidad y ha esperado que esta evolución continúe en los próximos días.

De hecho, junto a él, el director xeral de Asistencia Sanitaria, Jorge Aboal ha indicado que esta semana los ingresos se situaron en 2.800, "cifra normal", ya que, según ha dicho, la media de ingresos alcanza unos 2.700.

Aboal ha indicado que del grado "medio" se ha pasado al "bajo", del mismo modo que el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, en declaraciones a los medios de comunicación coincidiendo con otro acto, ha señalado que "está bajando el pico" de la gripe, aunque "todavía hay muchos pacientes ingresados" por este motivo.

"Seguimos con una incidencia en urgencias alta pero el sistema está dando respuesta desde todos los ámbitos", ha defendido el titular de la consellería, antes de reivindicar la "planificación previa" y la "evolución continua". "Todo es mejorable", ha apostillado.

Cuestionado por las críticas, Vázquez Almuiña ha dicho que "hay algún colectivo que utiliza esto como un ataque a la sanidad en sentido general", ante lo que ha aseverado que "no", que en Galicia hay "magníficos profesionales" y "un buen sistema sanitario que da respuesta incluso a picos que no se pueden planificar".

También ha negado el conselleiro que existan listas de espera en atención primaria, si bien ha asumido que "cuando un facultativo pide un día libre, a veces, si el paciente quiere tener una consulta con su médico concreto, puede tener días de demora".

En relación con todo esto ha sido interrogado de manera paralela, en su comparecencia, el gerente del Sergas, quien, sobre la utilización de una tercera cama para desatascar las urgencias, ha opinado que no es "lo más aconsejable" para el confort del paciente, y ha afirmado que esto es "cada vez menos frecuente".

Aboal ha añadido, en este extremo, que esta solución "siempre" va "aparejada" de un incremento de personal, ya que las ratios se mueven por número de pacientes.

LOS SINDICATOS, CON "INTERESES CLAROS"

En lo que tiene que ver con las críticas de profesionales, Fernández-Campa ha valorado que las organizaciones sindicales son "un agente del sistema que tiene unos intereses claros".

"A veces hablan con mayor o menor conocimiento", ha dicho, para a continuación referirse a la advertencia sobre un supuesto pico de gripe. "Hay que ser cuidadoso con lo que se habla", ha avisado.

A modo de resumen, ha resuelto que "la calidad en Galicia" de la sanidad es "altísima", y ha censurado que "se dé información a los ciudadanos que no es cierta" y que genera preocupación "para conseguir resultados electorales".

Por último, sobre los reproches relacionados con la situación de hospitales comarcales y las áreas sanitarias, ha subrayado que "se trata de hacer cambios para mejorar el funcionamiento", en un contexto en el que "cada vez más" se trabaja "entre grupos de profesionales". "El principal error es dejar un hospital aislado", ha remachado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.