Jordi Évole
El periodista Jordi Évole, en la Gran Vía de Madrid. JORGE PARÍS

Usualmente, cuando un programa de televisión tiene fecha de estreno las cadenas se desviven por promocionarlo. Cuando más gente sepa que empieza y de qué va, mejor. En esta costumbre es una excepción Salvados, que regresa el domingo (La Sexta, 21.25 h)_sin anunciar el tema que tratará esta vez el espacio que capitanea Jordi Évole.

En las promociones que está emitiendo La Sexta solo se avanza una estadística: "Uno de cada cinco". El programa de reportaje y denuncia cumple ahora diez años y lo hace con esta emisión en la que "proponemos como reto decirle al espectador: oye, ven a vernos pero no te vamos a decir de qué vamos a hablar", según explica a 20minutos el propio Évole.

"Es algo que no habíamos hecho nunca. El tema del que vamos a hablar en la primera entrega de esta temporada es un asunto que ocultamos mucho en la sociedad, así que pensamos que la mejor manera de promocionarlo era ocultándolo", dice el periodista.

El experimento pretende además que el espectador se siente a verlo "virgen, sin prejuicios", porque "aunque es un tema que nos toca a todos, ya sea porque lo hemos sufrido en carne propia o porque nos toca muy de cerca, siempre lo ocultamos". ¿Y qué piensa un directivo de televisión cuando se le propone no promocionar un estreno? "Tengo la suerte de que hay directivos en la cadena tanto o más gamberros que nosotros. Cuando les propusimos esto su reacción fue entusiasta, incluso", asegura Évole antes de reír.

Lo que sí puede avanzar el periodista es que, ya en el segundo programa, Salvados va a recuperar su formato "más clásico", o lo que es lo mismo, el espíritu de denuncia. "Vamos a hablar de un problema de salud alimentaria en torno a la industria cárnica", detalla Évole, que adelanta que se han "colado" en una granja de cerdos, donde han "visto unas condiciones nefastas". Es un programa "que va a ser duro, pero necesario", asevera.

Si algo tiene Salvados es versatilidad y siempre ha funcionado el formato del cara a cara entre dos personajes. Así que esta temporada pretenden "hacer otro programa en el que vamos a juntar a dos periodistas que creo que nunca hemos visto juntos en televisión, porque tuvieron un enfrentamiento muy duro: José María García y José Ramón de la Morena". Además, han preparado otra entrega sobre el odio en la Red.

Salvados comenzó siendo un especial que se emitió en febrero de 2008 bajo el título Salvados por la campaña y dio lugar a uno de los programas más reconocibles de la televisión actual en España. Con una media de más de 2,7 millones de espectadores y el 14,2% de la audiencia en la última temporada, es el programa más visto de la cadena y líder de su franja. Una década después, continúa con su espíritu incisivo.

"Después de diez años con el espectador y con la confianza mutua que tenemos, queremos que confíen en nosotros una vez más", remata Évole misterioso.