Puigdemont en Dinamarca.
Puigdemont en Dinamarca. ACN

El Consejo de Estado ha remitido al Gobierno su informe sobre la propuesta del presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent, de proponer a Carles Puigdemont como candidato a ser investido presidente de la Generalitat, documento que concluye que no hay fundamentos para la impugnación de la candidatura de Puigdemont.

Según el documento, no es posible interponer recursos a título preventivo o la adopción de medidas cautelares. En este momento, explican los informes, solo se trabaja con hipótesis, actos previsibles pero que no se han producido y, por lo tanto, no se puede actuar contra acontecimientos futuros.

El Gobierno considera, sin embargo, que la decisión del presidente del Parlament, Roger Torrent, al proponer a Puigdemont, no tiene cabida en la Constitución, según explicó la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, porque "Puigdemont tiene una orden de detención en España y la primera actuación que tiene que hacer si entra en territorio español es ponerse a disposición de la Justicia y, por tanto, es imposible una investidura presencial de Puigdemont porque no tiene derecho a la "libertad deambulatoria".

Informe requerido con carácter de urgencia

Este informe había sido requerido esta misma mañana por el Gobierno con carácter de urgencia para recurrir la propuesta de Torrent ante el Tribunal Constitucional (TC).

Según fuentes del Consejo de Estado, la Comisión Permanente del máximo órgano consultivo del Ejecutivo ha concluido hacia las 18:30 horas su reunión en la que se ha aprobado el informe solicitado por el Ejecutivo con carácter de urgencia.

La Comisión Permanente se ha pronunciado asimismo, según las fuentes, sobre la otra petición del Gobierno sobre si un candidato que no está presente en el Parlamento de Cataluña puede ser investido, si el hecho de que eso lo admitiera la Mesa de la Cámara pudiera impugnarse ante el TC y sobre si es posible admitir el voto delegado de los diputados que están fuera del territorio nacional.

Las solicitudes del Gobierno han sido analizadas previamente por la Sección Primera del Consejo, que preside el exministro de Justicia y expresidente del Congreso Landelino Lavilla, consejero permanente de la institución.