Que hacerse un selfie puede entrañar serios riesgos si no se valoran bien las situaciones de riesgo es algo que se puede constatar desafortunadamente con frecuencia leyendo las noticias.

El último caso de un selfie en el que la prudencia no logró abrirse paso con funestas consecuencias ha tenido lugar en la India, en Hyderabad, el pasado domingo.

Un joven decidió grabarse un vídeo mientras un tren se acercaba a toda velocidad a su espalda. Pese a los gritos de alerta de sus amigos, continuó con su empeño contestando "un minuto", sonriendo y extendiendo el brazo. Incapaz de calcular bien las distancias o abstraído en su rostro, se puede ver cómo el tren acaba golpeándole. 

El vídeo se popularizó este miércoles en redes sociales, con multitud de peticiones que llaman a la cordura y a primar la seguridad en lo que respecta a hacerse fotos con el móvil.

Por suerte el hombre ha logrado sobrevivir y se encuentra ingresado en un hospital cercano en condición estable, recuperándose de las heridas recibidas por el impacto en cabeza y manos.