César Sánchez con los responsables de las entidades bancarias
César Sánchez con los responsables de las entidades bancarias DIPUTACIÓN DE ALICANTE

Sánchez ha señalado que el objetivo del sistema de anticipos es "ayudar a los consistorios a afrontar sus pagos con regularidad sin tener que esperar a que finalice la recaudación de sus impuestos, al tiempo que asegura la prestación de servicios a los ciudadanos".

"La Diputación de Alicante es esencial para el municipalismo de la provincia, que es nuestra principal preocupación", ha añadido el presidente, que ha resaltado que el hecho de que tantos municipios hayan pedido estos adelantos "pone de manifiesto que existe esa necesidad por parte de los ayuntamientos".

Además, el coste de esta operación de tesorería se ha reducido hasta alcanzar la cifra "más baja de su historia" debido a la tendencia bajista de los tipos de interés, a las negociaciones y a la confianza que las entidades financieras depositan en el organismo provincial por los buenos resultados que acumula año tras año.

En este sentido, la operación de crédito se ha cerrado con un tipo de interés medio ponderado del 0,08%, lo que representa un 60% menos que el año anterior y hasta un 71% menos que en 2016, lo que se traducirá en un importante ahorro para los ayuntamientos.

Los adelantos, a los que pueden acogerse todos los consistorios que tienen delegada en Suma la gestión de sus tributos, se realizan a cuenta de la recaudación del IBI y el IAE y se fraccionan en nueve mensualidades, de modo que pueden disponer cada mes del dinero que necesitan para sus gastos corrientes.

El vicepresidente y diputado de Hacienda, Alejandro Morant, y el director de Suma, Manuel Bonilla, han participado en la firma de esta operación de tesorería con Banco Sabadell, Bankia, Cajamar, Caja Rural Central, Banco Santander, BBVA, Caixabank, Banco Popular, Caixa Ontinyent.

Consulta aquí más noticias de Alicante.