El presidente de Ciudadnos, Albert Rivera
El presidente de Ciudadnos, Albert Rivera CIUDADANOS

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado este miércoles que "el caso PP", en referencia a los distintos casos de corrupción que afectan a este partido, está "lastrando España", y por eso ha vuelto a exigir al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que reclame el escaño a la senadora Pilar Barreiro si quiere que Cs apoye los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018.

"Los pactos se tienen que cumplir y Rajoy tiene que tener palabra; no me gusta apoyar a Gobiernos que no tienen palabra", ha declarado en un desayuno informativo del Fórum Europa, donde ha recordado que el pacto de investidura entre el PP y Cs establece que aquellas personas investigadas por delitos de corrupción, como es el caso de Barreiro (por la trama Púnica), tienen que abandonar sus cargos públicos.

CLARO QUE RAJOY SABE LA CONDICIÓN BARREIRO

Rivera ha asegurado que Rajoy sabe que esa es una de las condiciones de Ciudadanos para respaldar los Presupuestos -al contrario de lo que ha afirmado el jefe del Ejecutivo este miércoles- porque el secretario general del partido naranja, José Manuel Villegas, se lo ha dicho al coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo.

"Qué no sabrán todos estos imputados para que les cueste tanto echarles", ha comentado sobre la resistencia que suelen mostrar los 'populares' a apartar a sus cargos investigados por delitos de corrupción.

Puesto que el PP sigue sin exigir a Barreiro su acta de senadora pese a que eso pone en riesgo la aprobación de los Presupuestos, el líder de la formación naranja ha advertido de que "el caso PP", como ha descrito el conjunto de tramas en las que está implicado este partido, como Gürtel, Púnica o el caso Bárcenas, "está lastrando España".

SI EL PP TIENE PALABRA, LA LEGISLATURA SEGUIRÁ

Asimismo, ha recordado que las demás cuestiones incluidas en el preacuerdo entre el PP y Cs sobre las cuentas públicas también se deben cumplir, como son la bajada del IRPF, que es "condición sine qua non", la equiparación salarial de los policías nacionales y los guardias civiles con las fuerzas de seguridad autonómicas, las ayudas para las familias con niños de cero a tres años, la ampliación del permiso de paternidad o la bajada del IVA del cine.

"Si el PP tiene palabra, la legislatura seguirá y habrá Presupuestos. Si no, el PP estará embarrando y paralizando la legislatura con su corrupción y sus incumplimientos", ha manifestado. Eso sí, ha destacado que para aprobar los PGE se necesita la colaboración de otro partido, y por ello ha pedido al PSOE que deje de "bloquear" y negocie su abstención para que no haya que depender de los votos del PNV.

En cuanto a uno de los temas que últimamente ha enfrentado al PP y a Cs, la prisión permanente revisable, Rivera ha explicado que existen dudas sobre si esta medida es constitucional, pero que la formación naranja no apoyará su derogación -como ha propuesto el PNV- mientras el Tribunal Constitucional no se pronuncie al respecto. Además, ha apostado por debatir la revisión de los grados penitenciarios, ya que algunas personas condenadas a largas penas de prisión por delitos graves "a los quince años pueden estar en la calle" y reincidir.

PP Y PSOE INTENTAN BLINDAR EL BIPARTIDISMO

Por otro lado, ha afirmado que los "viejos partidos" (PP y PSOE) "se sienten desplazados" por la sociedad española, que en las encuestas electorales cada vez da un mayor respaldo a Ciudadanos, y reaccionan tratando de "blindar el bipartidismo", rechazando determinadas reformas y "tapando la corrupción".

En España "vivimos atrapados en el pasado", pero las preguntas del siglo XXI "ya no se responden con dogmas ni con el eje izquierda-derecha", sino que el debate es "cómo tener una clase media trabajadora fuerte, una democracia fuerte y un proyecto de país", ha afirmado antes de enumerar las reformas prioritarias para Cs, como la del modelo laboral, la de la educación o las relacionadas con la regeneración y la lucha contra la corrupción.

También ha resaltado que su partido ofrece "un proyecto nacional de valores civiles" basado en la unión, la igualdad, la libertad y la solidaridad entre los ciudadanos, frente "al egoísmo, la ruptura, el supremacismo y la imposición" que cree que representa el nacionalismo.

Rivera considera que Ciudadanos podría en el futuro formar un Gobierno que tuviese un equilibrio entre "seguridad, estabilidad y rigor" y "valentía, talento y liderazgo". "Porque la parálisis se convierte en imprudencia cuando un país tiene oportunidades por delante y no las aprovecha", ha dicho en alusión al Ejecutivo de Rajoy.

A los "agoreros y cenizos" que creen que Cs no podrá llegar a La Moncloa, les ha dicho que no hace falta llevar muchos años en política para aspirar a gobernar y que para ganar las elecciones generales tampoco es necesario que tu partido tenga "sedes en los pueblos".

NO MÁS PARCHES EN EL SISTEMA DE PENSIONES

Por último, Rivera ha afirmado que ante el déficit que sufre el sistema público de pensiones, la solución no es aplicar "más parches" o decir "mentiras" a los españoles, sino aplicar reformas que atajen la precariedad laboral y fomenten la natalidad.

En este contexto, ha rechazado la propuesta del PSOE de obtener ingresos creando nuevos impuestos a la banca y a las transacciones financieras porque considera que al final recaerá en los ahorradores, en forma de comisiones bancarias y de créditos más caros, y que tampoco se recaudaría la cantidad necesaria.

Consulta aquí más noticias de Murcia.