José Manuel Calvo, madrileño de Aluche, se ha convertido en pieza clave del Ayuntamiento de Manuela Carmena en dos años y medio. Por las manos de este doctor en Arquitectura, de 33 años, han pasado proyectos urbanísticos (Operación Chamartín, Mahou Calderón...) que marcarán en los próximos años el desarrollo de la ciudad y que se encontraban paralizados. De talante conciliador, Calvo explica el plan municipal para evitar que los pisos turísticos saturen barrios céntricos y ultima la puesta en marcha de las obras de Gran Vía y Plaza de España.

¿Cómo va a afectar el retraso en la aprobación del presupuesto de 2018?
En ambos casos se están manteniendo los plazos. Gran Vía se ejecutará casi al 100% y se pagará en este ejercicio; en el caso de Plaza de España se ejecutará la parte obra que se puede hacer hasta final de año y esa partida también está prevista en el presupuesto.

¿Entonces hay ya fecha fija de comienzo para la ampliación de aceras en Gran Vía y la reforma de Plaza de España?
Nuestro objetivo es que las obras de Gran Vía comiencen el 1 de marzo. La reforma de Plaza de España queremos que empiece el 1 de septiembre, pero la tramitación es un poco compleja.

¿Su área sufrirá recortes por la limitación de gasto de Hacienda?
No porque nuestra  área puede funcionar bien con el doble juego de presupuesto ordinario en el gasto corriente y presupuesto de Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) en todo lo que tiene que ver con la inversión. Adaptaciones de vía pública, aceras, calzadas o itinerarios ciclistas encajan perfectamente en el modelo IFS. Lo que sí hemos hecho es trasladar algunos proyectos que estaban en presupuesto ordinario a IFS.

El Ayuntamiento anunció en diciembre que los pisos turísticos que se alquilen por un tiempo superior a 90 días al año necesitarán licencia. ¿En qué punto se encuentra la medida?
Vamos a plantear que la vivienda turística que se alquila más de 90 días al año es un negocio y como tal tiene que obtener una licencia, igual que lo tiene que hacer un bar o una zapatería. Por tanto, aprobaremos la nueva normativa y a continuación suspenderemos durante un año, con posibilidad de prórroga otro más, la concesión de licencias de actividad para viviendas de uso turístico en el distrito Centro durante la elaboración y tramitación del Plan Especial de Alojamientos Turísticos de la Ciudad de Madrid. Durante ese tiempo no se podrán conceder licencias para implantar viviendas turísticas u hoteles en edificios residenciales.

¿Qué opina del decreto de la Comunidad?
El decreto que ha presentado en modo de borrador es un auténtico despropósito El decreto que ha presentado en modo de borrador no solo no resuelve el problema sino que lo agrava: porque desregula aún más, porque deja en manos de los propietarios la posibilidad o no de autorizar una vivienda turística… Tiene en contra a colectivos vecinales y tiene en contra también al sector hotelero. Es decir, ha conseguido concitar a todos los actores del proceso. Y tiene en contra, por supuesto, al Ayuntamiento porque invade competencias nuestras. Es un auténtico despropósito.

¿Se han perdido plazas de aparcamiento con las ampliaciones de aceras y la construcción de itinerarios ciclistas?
Madrid lo que ha reducido es el espacio de circulación de vehículos para cedérselos al espacio de circulación de peatones o de bicicletas. Es verdad que ha habido actuaciones de accesibilidad (ampliar esquinas/intersecciones, pasos de peatones...) que han reducido el número de plazas pero no de una manera significativa.

¿Habrá plan de choque para el asfaltado este año?
Hay previstos varios planes de choque. El plan de aceras y calzadas del verano se hará con mayor presupuesto que ningún otro año. Y además hay previsto un plan complementario de mejora de aceras y calzadas a través de la IFS que va a complementar el plan de asfalto.

¿Por qué se ha frenado el proyecto para la construcción de más 100.000 viviendas en el sureste?
Vamos a garantizar que tengamos una ciudad completa, no solo el bloque de viviendas en medio de la nada No se ha tomado esa decisión. El Gobierno de Ahora Madrid llevaba en su programa revisar los desarrollos del sureste y eso se ha hecho. Nosotros planteamos un plan director para reconducir la estrategia del sureste en términos de ocupación y de plazos. No renunciamos a construir las viviendas en ningún caso. Pero hay que fasear: no se puede ocupar el territorio de manera irracional. Y habrá que acompañar la llegada de viviendas con la llegada de los servicios y los equipamientos. Y lo que hemos dicho es que a partir de ahora en los convenios de gestión que se tramiten, el Ayuntamiento, la Comunidad y los ministerios tendrán que comprometer unas inversiones para que lleguen las viviendas, los colegios, los centros sanitarios… Vamos a garantizar que tengamos una ciudad completa, no solo el bloque de viviendas en medio de la nada.

Los expertos en la materia aseguran que con esta decisión se incrementa el precio de la vivienda...
Esa es una tesis que la propia realidad niega. La experiencia de la burbuja dice que cuanto más suelo se ponía en carga más subía su precio. Uno de cada dos trabajadores en Madrid ganan 1.000 euros o menos. ¿Qué posibilidad tiene un mileurista de acceder al crédito y comprarse una casa? La gente no puede acceder a la vivienda porque no hay vivienda asequible. La receta contra las burbujas es ampliar el parque público.

El Ayuntamiento ha desbloqueado la 'Operación Chamartín' tras 24 años. Sin embargo, hay voces críticas dentro de Ahora Madrid. ¿Debilita la credibilidad del Gobierno municipal esta imagen de división?
Siempre hemos defendido que las distintas sensibilidades deben convivir y que deben producirse debates con absoluta normalidad. Yo creo que lo que debilita la imagen de un partido es el ordeno y mando. Que haya un debate honesto y discrepancias en el mismo grupo político es algo que deberíamos ver con naturalidad. Dicho esto, creo que las voces discrepantes sobre el desbloqueo de la Operación Chamartín dentro de Ahora Madrid que son muy minoritarias dentro de Ahora Madrid y como tal hay que asumirlas.

Esas discrepancias, sin embargo, le han costado el cargo a Sánchez Mato. ¿Era inevitable su cese?
Las voces discrepantes sobre la Operación Chamartín dentro de Ahora Madrid son muy minoritariasYo entiendo que si el concejal de Hacienda que firma un Plan Económico Financiero (PEF) luego no quiere defenderlo en el pleno ni votar un expediente que es suyo deja muy pocas opciones a la responsable, que en este caso es Manuela, de tomar la decisión de a quién pone en un área tan importante como es Hacienda.

Otros cinco concejales más se ausentaron en la votación del PEF. ¿Usted dimitiría si discrepara del criterio del partido?
Cuando existe una discrepancia inasumible lo más honesto es dimitir. No sé si esto es una discrepancia asumible o no. Hay que ser responsable con un proyecto del que se forma parte. Asumir el PEF o no asumirlo no era una opción.Hay que ser responsable con un proyecto del que se forma parte.

¿Cree Carmena será finalmente la candidata de Ahora Madrid en las elecciones de 2019?
Esa es una decisión que tiene que tomar ella. Siempre le estaremos eternamente agradecidos de que diera el paso en 2015, un paso esencial para llegar a la Alcaldía. Con otra persona al frente de este proyecto se hubieran reducido mucho las posibilidades de éxito. Yo trabajo y seguiré trabajando para que Manuela Carmena repita porque me parece que es esencial que eso ocurra para revalidar este proyecto político.

Da la sensación de que si no es ella la candidata Ahora Madrid perdería muchos votos...
Si ella no se presenta lo tendremos mucho más difícil. Lo cual no quiere decir que tiremos la toalla. Queremos seguir gobernando Madrid, queremos gobernar la Comunidad y llegar al Gobierno de la nación en 2020. Pero creo que no sería honesto que nos engañáramos y si Manuela Carmena no repite será mucho más difícil conseguir ese objetivo

Consulta aquí más noticias de Madrid.