Pasadas las siete y media de la tarde de este lunes, la Ertzaintza recibió una llamada desde un centro de alarmas ya que había saltado el dispositivo de intrusión en varias estancias de un almacén situado en el barrio El Regato de Barakaldo.

Una patrulla de la Ertzaintza se personó en el lugar, donde observó que una ventana del edificio se encontraba fracturada, al parecer, con una tapa de alcantarilla que encontraron los agentes apoyada en la pared. El interior de la estancia de oficinas estaba revuelta y una máquina de café tirada en el suelo.

Al subir a la primera planta, los agentes sorprendieron a un varón tumbado en el suelo, dormido. Los agentes procedieron a su detención acusado de un presunto delito de robo con fuerza, tras comprobar que dos máquinas de café se encontraban fracturadas. El arrestado, de 21 años de edad, fue trasladado a dependencias policiales a la espera de ser puesto a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.