Jesús Maeztu, en Granada
Jesús Maeztu, en Granada EUROPA PRESS

La Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, dirigida por Jesús Maeztu, ha abierto una queja de oficio tras el fallecimiento de un hombre de 44 años que sufrió un ictus cuando estaba en la sala de espera de urgencias del hospital del municipio malagueño de Antequera, y ser trasladado desde dicho centro al Hospital Regional de Málaga.

Según indican a Europa Press fuentes de la Defensoría, en su escrito, dirigido al Área de Gestión Sanitaria Norte de Málaga, la institución expone que al parecer los hechos tuvieron lugar el pasado 11 de enero, cuando el paciente fue llevado al centro referido por un compañero de trabajo, aquejado de fuerte dolor de cabeza y desorientación, y después de registrar en una farmacia cifras elevadas de tensión arterial.

Así, indica que la circunstancia por la que reclama una investigación sobre lo acaecido en su proceso asistencial en urgencias radica en que este hombre "se quedó solo, y tras ser clasificado en triaje, y por lo visto después de una primera consulta en la que se indicaron varias pruebas, fue derivado a una sala de espera en la que permaneció por más de cinco horas, sin que nadie advirtiera que le había sobrevenido un ictus".

"Por lo visto varios ocupantes de dicha sala lo vieron dormido, y se dice que fue llamado de nuevo a consulta, dándosele por fugado ante su incomparecencia", relata la Oficina del Defensor, que añade que los

familiares fueron advertidos por el jefe del afectado, que estuvo manteniendo contacto con él mediante mensajes, hasta que dejaron de responder a sus requerimientos.

Además, asegura que las citadas fuentes explican que "un celador lo recogió en silla de ruedas, y que después fue trasladado al Hospital Regional de Málaga donde fue sometido a una larga intervención quirúrgica, tras la cual se mantuvo en coma inducido, aunque no logró superar la situación, falleciendo al día siguiente", al tiempo que asegura que en este caso "destaca que el paciente permaneciera desatendido cuando le sobrevino una enfermedad muy grave en cuya atención el tiempo es un factor decisivo".

De este modo, el Defensor del Pueblo Andaluz quiere conocer qué medidas se prevén en este centro hospitalario para el control de la atención sanitaria de los pacientes que acuden solos al servicio de urgencias, y recuerda que recientemente se ha visto también obligado a actuar de oficio ante una situación similar acaecida en otro centro hospitalario del sistema sanitario público de Andalucía.

Asimismo, con el objetivo de conocer el modo de proceder con carácter general en estos casos y las circunstancias que han podido incidir en el supuesto que se considera, la Defensoría señala que ha decidido incoar este expediente de queja de oficio y solicitar informe a la Dirección Gerencia del área de gestión sanitaria Norte de Málaga.

Consulta aquí más noticias de Málaga.