Cartel 'No más violencia de género'
Imagen de un cartel contra la violencia machista. ARCHIVO

Un hombre ha sido condenado a nueve meses de cárcel por agredir a su expareja después de que ésta le sorprendiera en la cama con otra mujer, según se establece en una sentencia de apelación de la Audiencia de Alicante hecha pública este jueves.

Los hechos ocurrieron sobre las 16.00 horas del 17 de noviembre de 2012, cuando la víctima llegó al domicilio de Calpe (Alicante) donde convivía con el acusado, pese a que la relación que habían mantenido durante dos años se había roto unos días antes.

La mujer descubrió a su excompañero en la cama con otra chica, una ciudadana de nacionalidad rusa a la que echó de casa.

Sin embargo, la chica llamó a la puerta, le abrieron y volvió a entrar en el domicilio, donde comenzó a forcejear con la perjudicada y le propinó un fuerte empujón.

En ese momento intervino el hombre, quien le dio un puñetazo en la cara a su expareja, que la hizo caer al suelo sobre una tabla de planchar, lo que le causó una herida en el ojo izquierdo.

El juzgado de lo Penal 2 de Benidorm condenó en diciembre de 2016 al agresor a nueve meses de prisión por un delito de violencia machista, así como a dos años y tres meses de alejamiento y prohibición de comunicación con la agredida.

El juez considera "inconcebible" la versión del acusado, por su "evidente" implicación en el conflicto

Sin embargo, le absolvió de otro maltrato por un incidente anterior registrado en noviembre 2013, así como de un delito de violencia habitual sobre la mujer. Por su parte, la ciudadana rusa fue condenada por una falta de maltrato de obra a pagar una multa de 180 euros.

Ambos condenados recurrieron la resolución al entender que debían ser absueltos porque las lesiones que presentaba la víctima eran anteriores al incidente.

La sección primera de la Audiencia de Alicante ha desestimado ahora ambos recursos y ha confirmado la sentencia del juzgado de lo Penal, pues no aprecia que ésta sea "errónea o ilógica, sino coherente con la prueba practicada".

El juez de Benidorm se inclinó por la versión de la agredida al no considerar creíble que el acusado se mantuviera al margen de la pelea y se marchara incluso a otra habitación, como él sostiene.

En el mismo sentido se expresa el tribunal de la Audiencia de Alicante, para quien esa versión "resulta inconcebible" debido a la "evidente implicación del acusado en el conflicto que da origen a los hechos que hoy se enjuician".

"Entendemos que la valoración que efectúa el juez de la primera instancia es ajustada a las normas de la experiencia", concluye la institución judicial de la provincia.

Consulta aquí más noticias de Alicante.