Según han señalado fuentes de Meteogalicia a Europa Press, la situación está "mucho más tranquila" este jueves y la gran borrasca que afecta a Galicia está perdiendo intensidad. De este modo, el nivel de alerta ha pasado de naranja a amarilla a partir de las 15.00 horas.

En este sentido, las boyas de puertos del Estado van constatando una reducción paulatina de la fuerza del mar, con olas que se situarán entre los 4 y los cinco metros a partir de las 15.00 horas.

De hecho, a las 14.00 horas, la altura significativa de oleaje se situaba en los 5,30 metros en Villano-Sisargas, del mismo modo que en Cabo Silleiro, mientras que en Langosteira II ascendía a los 5,90 metros.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.