Pilar Blanco-Morales
Pilar Blanco-Morales CANAL EXTREMADURA TV

Se trata de un asunto que "no se puede resolver solamente fragmentando los problemas" como si fueran solo de una región, ya que "la sostenibilidad del Estado del Bienestar es un problema que afecta a todos los españoles".

De esta forma se ha pronunciado la vicepresidenta y consejera de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Extremadura, Pilar Blanco-Morales, este jueves en una entrevista en el programa 'Ahora Extremadura' de Canal Extremadura Televisión, recogida por Europa Press.

En su intervención, Blanco-Morales ha considerado que en este asunto, Extremadura ha "ejercido un liderazgo responsable", ya que según ha reafirmado, "antes de decir qué vamos a repartir, tenemos que decidir a qué lo vamos a dedicar", y el modelo de sanidad, educación, servicios sociales o apoyo al tejido productivo que se busca.

La financiación autonómica "no es una cuestión de frentes, no es una cuestión de confrontación, ni reivindicar qué es lo que queremos cada uno, fragmentando el Estado en 17 partes", ha reafirmado Blanco-Morales, quien ha señalado que se trata de diseñar el Estado del Bienestar, viendo los recursos que existen para la financiación de las competencias de las CCAA y la administración central.

Así, este sistema supone "definir qué estado queremos", un asunto en el que la Junta de Extremadura es "muy responsable", y está trabajando "muy seriamente".

Un asunto en el que "no se trata de dar satisfacción a reivindicaciones o intereses parciales", sino de "encontrar un modelo que garantice que hay recursos suficientes para todos, y para todos en igualdad", ya que tiene que ser un sistema "equitativo" en el que todos los españoles tengan los mismos derechos, ha señalado la vicepresidenta extremeña.

En este punto, Blanco-Morales ha señalado que Extremadura defiende sobre la negociación autonómica criterios "tan indiscutibles", ante los que su "obligación es ponerlos todos encima de la mesa, y hacer los números para que cuadren", tras lo que ha aseverado que no van "a dejar de prestar una atención sanitaria de calidad a una población escasa, envejecida y dispersa".

Por todo ello, ha considerado que "es responsabilidad de todos encontrar ese punto" en el que ponerse de acuerdo, y de hecho, ha avanzado que la Junta de Extremadura envió al Ministerio de Hacienda un documento con la "posición muy clara" que defiende la comunidad en ese asunto, respecto al dictamen elaborado por expertos en esta materia.

APROBACIÓN DE LOS PRESUPUESTOS DE 2018

Respecto a la aprobación de los Presupuestos de Extremadura para 2018, este pasado martes en la Asamblea de Extremadura, gracias a la abstención de Podemos y Ciudadanos, Pilar Blanco-Morales ha destacado que el acuerdo ha sido posible "después de muchos meses y de muchas semanas de intenso trabajo y de intensos reuniones", que según ha reafirmado, se han realizado "con todos los grupos parlamentarios".

"Nunca hemos planteado una negociación excluyente", ha aseverado Blanco-Morales, quien del contenido de las cuentas, ha querido destacar las reducciones fiscales que se contienen "respecto del primer tramo autonómico del IRPF, del Impuesto de Sucesiones y del Canon del Agua", ha resaltado.

Blanco-Morales destacado el "compromiso social, compromiso con las clases medias, con los trabajadores, con las personas que no tienen recursos, con los trabajadores autónomos, los empresarios y el tejido productivo", así como con el cumplimiento de la Ley de Estabilidad, que el Ejecutivo regional defiende ya que supone "una garantía de futuro", aunque "cumpliendo sin recortes", ha aseverado.

A su juicio, la Junta de Extremadura ha "demostrado que va a ir cumpliendo con el déficit", ya que los otros tres objetivos, como son el pago a proveedores, el objetivo de deuda y la regla de gasto ya se están cumpliendo.

CONGELACIÓN DE ENTREGAS A CUENTA

En ese punto, y sobre la congelación de las entregas a cuenta anunciada por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, hasta que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado (PGE), Pilar Blanco-Morales ha señalado que esto supondrá que dejará de pagar a la comunidad 12 millones de euros mensuales.

Doce millones de euros "que son nuestros, porque corresponden a la recaudación de aquellos impuestos que se integran en nuestro sistema de financiación", por lo que la vicepresidenta extremeña ha señalado que eso supone que "el objetivo de déficit está más lejos", ante lo que las explicaciones "las va a tener que dar el Gobierno de la nación por hacer esa retención que no tiene que hacer".

En ese sentido, Blanco-Morales se ha mostrado convencida de que el Gobierno central es "responsable", por lo que "va a presentar los presupuestos y va a adoptar medidas para que esto no se produzca", ya que en caso contrario, instarán al Ejecutivo a decir a la Junta de Extremadura "qué facturas no va a pagar, qué salarios no va a poder pagar, o qué obras no vamos a poder hacer".

"Estoy segura de que encontraremos una solución que satisfaga el cumplimiento de la ley", ya que según ha destacado la vicepresidenta extremeña, "la ley no dice que si los presupuestos se prorrogan, se retienen las entregas a cuenta", ha dicho

PRESUPUESTOS PARA 2019

Finalmente, y respecto a los Presupuestos de Extremadura para 2019, último ejercicio de la legislatura y año electoral, Blanco-Morales ha aseverado que "presupuestos en 2019 va a haber, en todo caso", y la Junta de Extremadura trabajará para que estas cuentas "sean todavía mejores que los de 2018", e invitará a los grupos políticos a negociar.

"Estamos dispuestos a hablar ya de los presupuestos de 2019 con quien quiera seriamente trabajar para que tengamos en 2019 los mejores presupuestos posibles", ha destacado la vicepresidenta extremeña, quien ha señalado que "si no se puede alcanzar el acuerdo, habrá unos presupuestos que serán los de 2018 prorrogados".

En cualquier caso, ha reafirmado que "Extremadura siempre va a tener presupuestos", de ahí que era "tan importante" aprobar las cuentas para este año 2018,

ha destacado Blanco-Morales.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.