Una agente ante algunos de los neumáticos
Una agente ante algunos de los neumáticos CNP

Además, con el dinero obtenido la organización realizaba compras de suelo en países del este de Europa y adquiría empresas con sede en paraísos fiscales. Las empresas afectadas son todas españolas, la mayoría de ellas asentadas en la Comunitat Valenciana.

Según la Comisaría provincial de Alicante, la operación arrancó a principios de septiembre de 2017, cuando los agentes recibieron una denuncia del representante legal de una conocida empresa de transportes, en la que manifestaba haber sido objeto de una presunta estafa por parte de otra empresa cuya cuantía ascendía a más de 100.000 euros.

Los agentes comprobaron que la cantidad defraudada correspondía a la venta de 200 neumáticos de camión. Así, buscaron si en Alicante o en otras poblaciones limítrofes existían otras empresas del mismo sector afectadas con el mismo modus operandi. Con ello, detectaron otras tres empresas que habían sido víctimas de hechos idénticos por parte de la misma empresa, que había estafado 204.000 euros con la compra de 400 neumáticos.

Con todo, se pudo identificar a los nueve integrantes del entramado y descubrieron todas las empresas que utilizaban para cometer las estafas. La Policía ha explicado que creaban empresas con las que adquirían mercancía sin abonar y vendían rápidamente. Con ese método lograron estafar cerca de 3 millones de euros.

COMPRA DE SUELO

Para ello, creaban empresas con una parte de actividad real, valiéndose de ellas para adquirir grandes cantidades de mercancías sin haberlas abonado, y posteriormente les daban una rápida salida. Con este dinero adquirían suelo en países del este de Europa, como Polonia y Rusia y empresas ubicadas en paraísos fiscales.

Sin embargo, el pasado 19 de diciembre, los investigadores establecieron un dispositivo en Orihuela Costa, Almoradí y Dolores, que concluyó con la detención de los nueve integrantes de esta organización criminal. Se practicaron tres registros en domicilios y oficinas pertenecientes al entramado, donde los agentes incautaron 34.600 euros en efectivo, multitud de dispositivos electrónicos y numerosa documentación referente a las estafas cometidas o para la compra de terrenos en países del este de Europa. Igualmente, los funcionarios localizaron 14 vehículos provenientes de estafas.

Con esta operación, llevada a cabo por agentes del Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante, se han esclarecido once estafas cometidas sobre empresas asentadas, la mayoría de ellas, en la Comunitat Valenciana.

El Juzgado de Instrucción 3 de Orihuela decretó el ingreso en prisión de cuatro de los nueve detenidos.

Consulta aquí más noticias de Alicante.