Autobús en llamas en Kazajistán
Imagen que muestra el autobús ardiendo, un siniestro en el que han muerto al menos 52 personas, cerca de la localidad de Kabay (Kazajistán). EFE

Al menos 52 personas han muerto este jueves en la región de Aktau, en el noroeste de Kazajistán, al incendiarse un autobús, según ha comunicado el Ministerio para Situaciones de Emergencia. En un primer momento se ha informado de que el vehículo había chocado con otro pero los primeros análisis apuntan como causa más probable a un cortocircuito en el cableado.

Solo cinco ocupantes del autobús, entre ellos los dos conductores, han logrado sobrevivir a la tragedia, ha señalado a medios locales el portavoz del Comité de Situaciones de Emergencias kazajo, Ruslán Imakúlov.

Esos heridos han sido trasladados a una clínica situada a unos diez kilómetros del lugar de los hechos, tras ser atendidos por la unidad móvil del Centro de Medicina de Emergencias.

Los dos conductores, de nacionalidad kazaja, tienen quemaduras de primer grado, mientras que los tres pasajeros supervivientes sufrieron quemaduras menos graves.

El ministerio informa de que el accidente ha tenido lugar cerca de la localidad de Kabay. La tragedia se produjo sobre las 10.30 hora local (06.30 hora peninsular española) en el kilómetro 1.068 de la autovía que parte del sur de Kazajistán hacia Rusia.

Una fuente de los servicios de emergencias reveló a RIA Nóvosti que el autobús, que estaba sobrecargado, había salido de Uzbekistán y se dirigía a Rusia.

"Según datos preliminares, todos los fallecidos eran ciudadanos de Uzbekistán", agregó el portavoz del Comité de Situaciones de Emergencias. Las autoridades de Uzbekistán y Kazajistán cooperan para identificar los cuerpos.

Las autoridades kazajas han desplegado un centro operativo en el lugar de los hechos, donde trabajan los servicios de rescate, la policía, los médicos y una unidad de psicólogos.