Junqueras y Puigdemont
Puigdemont conversa con Junqueras durante una sesión del Parlament. EFE

Junts per Catalunya (JxCat) y ERC han anunciado este martes un acuerdo para votar el miércoles a Roger Torrent como nuevo presidente del Parlament, en la sesión constitutiva de la cámara catalana, y se han reafirmado en apoyar a Carles Puigdemont como candidato a la presidencia de la Generalitat.

ERC ha decidido proponer a Roger Torrent, portavoz adjunto de Junts pel Sí en la última legislatura, como candidato a la presidencia del Parlament, para que sea elegido en la sesión constitutiva, en la que las fuerzas independentistas esperan hacer valer su renovada mayoría absoluta.

JxCat y ERC han emitido un comunicado conjunto en el que anuncian un acuerdo para votar a Torrent como presidente del Parlament y, "en la línea de la restitución de las instituciones", también aseguran que han pactado dar apoyo a la propuesta de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat.

Fuentes de ERC han puntualizado que avalan a Puigdemont porque es el candidato que propone JxCat para la Presidencia de la Generalitat, pero sin entrar a concretar si el pacto incluye la garantía de una investidura a distancia.

Así pues, los dos grandes partidos del independentismo han resuelto así, de una vez, los candidatos a presidir Mesa y Generalitat, asuntos que estaban vinculados y que se han negociado simultáneamente, pero queda por ver cómo se materializará la investidura de Puigdemont, aún en Bélgica, si no está presente.

En todo caso, lo más inminente es la composición de la Mesa, que se escogerá en el pleno de constitución de mañana y que, según lo acordado, tendrá mayoría independentista, con dos miembros de ERC, Roger Torrent (presidente) y Alba Vergès (secretaria), y dos de Junts per Catalunya aún por desvelar.

En cuanto a la investidura, las dos partes tienen un acuerdo en que el candidato es Puigdemont, pero la situación tiene dificultades si la investidura se hiciera a distancia, por las reservas de los letrados del Parlament y la oposición del Gobierno central, que ha anunciado que recurrirá si no es presencial. En todo caso, la última palabra sobre esta posible investidura a distancia la tendría la futura Mesa, que estará presidida por Roger Torrent.