Santisteve, Giner y Asensio han dado a conocer el nuevo servicio en Santa Isabel
Santisteve, Giner y Asensio han dado a conocer el nuevo servicio en Santa Isabel DANIEL MARCOS

El 'Plan Wifi: derecho a internet' del Gobierno de Zaragoza tiene como principales objetivos eliminar barreras de la denominada "brecha digital" y permitir el uso generalizado de internet por la ciudadanía, un servicio reconocido como derecho humano por la ONU.

Los centros cívicos y edificios municipales anexos de los barrios municipales de Santa Isabel y La Almozara, así como el hall de las dos principales sedes del Ayuntamiento de Zaragoza en Plaza del Pilar y Seminario, serán las primeras en disponer de este servicio a modo de prueba piloto, para ir extendiéndolo progresivamente a otros edificios municipales.

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, junto a la consejera municipal de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto, Elena Giner, y el portavoz de Chunta Aragonesista (CHA) y presidente de la Junta de Distrito, Carmelo Asensio, han visitado este martes el Centro Cívico de Santa Isabel para conocer esta nueva infraestructura.

La elección del Centro Cívico de Santa Isabel y de La Almozara para la prueba piloto de esta red wifi municipal está motivada por el hecho de que, precisamente, en estos espacios se había solicitado la instalación de internet dentro de los Presupuestos Participativos 2017.

Estas propuestas, sin embargo, fueron retiradas al informar los servicios técnicos de la inminente puesta en marcha del proyecto de 'Plan Wifi' municipal, ha recordado el consistorio en una nota de prensa.

El Servicio de Redes y Sistemas del Área de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto es el encargado de realizar la instalación y despliegue de esta infraestructura wifi usando tecnología de última generación y cumpliendo la normativa vigente.

CONDICIONES

Para no afectar a la libre competencia, la normativa prohíbe ofrecer este servicio, libre y gratuito, de acceso a internet por parte de las administraciones públicas. Sin embargo, sí se puede ofrecer conexión para navegación web estándar cumpliendo algunas condiciones: identificación y registro del usuario/a; almacenamiento de las páginas visitadas (para evitar el uso fraudulento o delictivo del servicio) y limitación de la velocidad de navegación a un máximo de 512 kbps.

Así, las personas interesadas podrán, con sus teléfonos móviles, darse de alta mediante un trámite online. Una vez hecha esta operación es el número de móvil el que queda registrado, de manera que esta acción ya no será necesaria en futuras conexiones, pudiendo utilizarse en otros espacios municipales donde se disponga del servicio.

El servicio que se ofrece es "de alta calidad, profesional y está integrado en la infraestructura de la red municipal", instalada en todos los centros municipales interconectados por fibra óptica. El despliegue WIFI en cada edificio implica estudios de cobertura, instalación de cableado e instalación de dispositivos WIFI (puntos de acceso).

Para el soporte al ciudadano se habilitará un correo electrónico y un teléfono con prefijo 976 para solucionar dudas y problemas que pudieran surgir en la conexión, que estará disponible en próximos días. Durante los primeros meses de funcionamiento, mientras dure el período de instalación y pruebas, es posible que pudieran surgir pequeñas dudas y problemas de funcionamiento que se irán solventando progresivamente.

El coste del despliegue de la red wifi en cada edificio de tamaño medio (como un centro cívico) ronda los 7.500 euros, sin contar con la infraestructura de la red existente y la electrónica corporativa que soporta este servicio.

El 'Plan Wifi' irá avanzando progresivamente en distintos edificios municipales aunque, actualmente, todavía no es posible hacer una planificación exhaustiva, pendiente de conocer las necesidades técnicas y presupuestarias de los distintos edificios municipales a los que llegará.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.