Abeto de la plaza de Indautxu
Numerosos vecinos admiran el árbol de navidad de la plaza de Indautxu, el más alto de Bilbao BEGOÑA HERNÁNDEZ

Un guarda de seguridad de una empresa privada, contratada por el Ayuntamiento, cuida desde el pasado 4 de diciembre el abeto navideño de la plaza de Indatuxu.

Según fuentes municipales, el árbol está expuesto a los vándalos y los ladrones y, de hecho, ya se han llevado algunos de los adornos de la figura navideña. «En una de las cajas decorativas hicieron una pintada sobre los Reyes Magos...; nos apresuramos a quitarla enseguida», explica un portavoz del Ayuntamiento.

Pero sólo cuenta con vigilancia el abeto de Indautxu, el que más adornos tiene. «No podemos poner un guarda en todos», señala. En los 25 árboles navideños restantes, más sencillos, se han colocado los adornos a cierta altura para alejarlos del alcance de la mano de los rateros.