Attilio Fontana, político italiano
El político ultraconservador y candidato a presidir Lombardía, Attilio Fontana. WIKIPEDIA

El candidato del centroderecha a la presidencia de la región de Lombardia (norte), Attilio Fontana, ha afirmado que es necesario defender "la raza blanca" frente a lo que considera la invasión de los inmigrantes, unas palabras que han desatado este lunes la polémica en el país.

Fontana se presenta como candidato de la coalición formada por los partidos de derechas Forza Italia, la xenófoba Liga Norte y el ultraconservador Fratelli d'Italia a las elecciones regionales que celebrará la región de Lombardía el próximo 4 de marzo, el mismo día en el que el país está llamado a las urnas en los comicios generales.

"No podemos aceptar a todos" los inmigrantes y refugiados, "porque si los aceptáramos a todos significaría que ya no existiríamos nosotros como realidad social, como realidad étnica. Ellos son muchos más que nosotros, están más determinados a ocupar nuestro territorio", explicó Fontana el domingo en una entrevista en Radio Padania.

El candidato por el centroderecha consideró demagógicas las afirmaciones de quienes defienden la acogida de todas las personas que huyen de sus países en busca de un futuro mejor y dijo que ante esta forma de pensar hay que "rebelarse".

"Frente a estas afirmaciones debemos rebelarnos, no podemos aceptarlas: aquí no se trata de una cuestión de ser xenófobos o racistas, es un tema de ser lógicos, razonables. No podemos (acogerlos), porque todos no cabemos", subrayó.

"Tenemos que elegir: decidir si nuestra etnia, nuestra raza blanca, nuestra sociedad debe seguir existiendo o si nuestra sociedad debe ser eliminada: es una elección", agregó.

En su opinión, serán los italianos quienes decidirán si quieren "autoeliminarse" o no con su papeleta.

En las elecciones de Lombardía se presentan Fontana como candidato del centroderecha, Giorgio Gori por el centroizquierda y Dario Violi por el Movimiento Cinco Estrellas.

Favorito en las encuestas

Los sondeos más recientes aseguran que Fontana obtendría el 42% de los sufragios, mientras que Gori se haría con el 36% y Violi con el 18%.

Tras las palabras de Fontana, el candidato del centroizquierda Gori ha rechazado "los histerismos" y ha dicho que "frente a quien habla de raza blanca" hay una alternativa, que es su programa y que incluye "formación, trabajo, crecimiento, Europa", en un mensaje publicado en la red social Facebook.

Por contra, el líder de la xenófoba Liga Norte, Matteo Salvini, ha apoyado las afirmaciones de Fontana y ha asegurado que el mundo está "amenazado".

"Estamos amenazados, está en riesgo nuestra cultura, sociedad, tradiciones, modo de vivir. Hay en curso una invasión", ha opinado en declaraciones a los medios, antes de añadir que "existe un peligro muy real: siglos de historia que corren el riesgo de desaparecer".

El primer ministro italiano en funciones, Paolo Gentiloni, ya advirtió el viernes contra aquellos que dicen querer "cerrar el país frente a la inmigración" y señaló que lo único que hacen es "vender humo".