Policía Nacional
Un coche de la Policía Nacional. ARCHIVO

Dos agentes especializados del Equipo de Intervención Exterior de la Policía Nacional desplazados a Perú están colaborando con las autoridades locales en la investigación relacionada con la desaparición de la española Nathaly Salazar.

La División de Investigación Criminal peruana detuvo a dos personas y busca en un río caudaloso de la región de Cuzco el cuerpo de la joven, de origen ecuatoriano, desaparecida mientras visitaba esa zona del sur del país

Los arrestados han declarado que Nathaly sufrió un accidente de tirolina que le causó la muerte y que por temor decidieron ocultar su cadáver y luego arrojarlo a las aguas del río Vilcanota-Urubamba, en un sector conocido como Paucarbamba.

La Policía Nacional asegura que el 7 de enero tuvo las primeras noticias de la desaparición de la chica y que "de forma inmediata", los investigadores de la Brigada Central de Investigación de Delitos Contra las Personas contactaron con el Agregado de Interior de la Embajada de España en Lima, quien confirmó dichas informaciones e inició los contactos con las autoridades policiales peruanas. "Asimismo se contactó con los servicios de emergencias consulares del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación", agrega en una nota.

Un día más tarde los familiares de la joven presentaron una denuncia en Valencia, indicando que no tenían noticias de ella desde el día 1 de enero. Tras contactar con el hostal de Cuzco en el que se alojaba confirmaron que Nathaly había abandonado el establecimiento en la mañana del día 2 con la intención de dirigirse a visitar la zona de Maras-Moray, a unos cincuenta kilómetros, habiendo dejado allí sus pertenencias.

"Con la finalidad de dar una respuesta rápida a esta desaparición se activó de manera urgente el protocolo de intervención del Equipo de Intervención Exterior de la UDEV Central, desplazándose hasta Perú dos agentes especializados en la investigación de desaparecidos y de homicidios para, junto con el Agregado de Interior, prestar apoyo y colaboración a las autoridades encargadas y responsables directamente de la investigación pertenecientes a la División de Investigación Criminal", añade la Policía.

Las investigaciones están centradas en localizar el cuerpo, para lo cual se han desplazado unidades de montaña hasta el lugar donde permanecen los policías españoles para prestar su colaboración.