Parte de un coche de los Mossos d'Esquadra.
Parte de un coche de los Mossos d'Esquadra. MOSSOS D'ESQUADRA

Los Mossos d'Esquadra detuvieron el pasado 9 de enero a un hombre por estafar a vendedores de vehículos de segunda mano haciendoles creer que estaba interesado e ingresándoles una paga y señal para luego simular que se echaba para atrás y reclamar el reembolso.

Concretamente, el detenido, un hombre de 29 años y de nacionalidad magrebí, abonaba la cantidad en fin de semana a través del cajero automático sin ni siquiera ver el vehículo. Una vez el vendedor creía que había recibido el dinero porque le aparecía la cantidad en su saldo, el estafador pedía el regreso del dinero diciéndole que se podía quedar un pequeño porcentaje por las molestias.

El vendedor, pensando que disponía de este dinero, acababa devolviendo la paga y señal al detenido hasta que el lunes el banco le informaba de que, aunque le había aparecido el ingreso, este no estaba confirmado hasta la comprobación del sobre.

La investigación empezó hace medio año y los Mossos han resuelto hasta ahora cinco hechos, con víctimas de Nou Barris, l'Hospitalet de Llobregat y Tortosa, con estafas de entre 600 y 900 euros cada una. Finalmente, los agentes arrestaron al sospechoso a la salida de un hotel de Barcelona.

Los agentes comprobaron que el detenido llevaba un nivel de vida alto, residía durante ciertas temporadas en diferentes hoteles del territorio catalán y empleaba diferentes vehículos, hecho que denota la elevada actividad que llevaba a cabo.

Los investigadores identificaron el autor y lo detuvieron el 9 de enero pasado. Dos días después, el detenido pasó a disposición judicial por un presunto delito de estafa y ha quedado en libertad con cargos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.