Agentes de la Policía Nacional de Murcia desarticularon una red internacional de narcotraficantes que introducía grandes cantidades de hachís en España. En la denominada operación Calvario fueron detenidas 19 personas y se incautaron 2.700 kilos de droga, que en la calle hubieran alcanzado el valor de 15 millones euros. Por otro lado, también ha sido desarticulada otra red internacional de tráfico de heroína, que introducía en la Región de Murcia y en Orihuela (Alicante) importantes cantidades de droga. Intervinieron 33 kilos de heroína.