"Dadas las previsiones meteorológicas, es necesario que los viajes se realicen de día, salvo razones de fuerza mayor, y por carreteras principales o vías rápidas", ha aconsejado a través de un comunicado. Se puede consultar el estado de las vías en la web carreteras.navarra.es y el teléfono 848423500.

Antes de iniciar cualquier viaje, es imprescindible revisar el estado de los neumáticos, frenos, batería, anticongelante, luces, refrigerante y funcionamiento de la calefacción. Y no salir a la carretera hasta haber retirado el hielo del parabrisas, siendo también muy recomendable llevar a bordo el rascador, por si la formación de hielo se repitiera tras estacionamientos prolongados y poder usarlo antes de reiniciar el viaje de vuelta.

Además, la Policía Foral ha solicitado a los conductores que durante los desplazamientos "circulen con las luces de cruce encendidas, a velocidades más moderadas que las habituales, evitando acelerones y haciendo uso de marchas largas, procurando utilizar menos el freno y nunca enérgicamente".

Dada su siniestrabilidad en situaciones de bajas temperaturas, es preciso además "poner especial atención a la entrada o salida de túneles y zonas de sombra; y en caso de encontrarse con una placa de hielo, sujetar firmemente el volante, sin hacer giros bruscos y acelerando suavemente hasta pasarla, evitando siempre pisar el freno".

Finalmente, se recuerda que "en ningún caso debe pararse ni estacionarse dentro de la calzada en situaciones de muy bajas temperaturas, por el riesgo que ello conlleva tanto a los propios usuarios del coche como al resto de tránsito de esa vía y porque se imposibilita el trabajo de los equipos de conservación de carreteras". Los estacionamientos y paradas deben realizarse siempre fuera de la vía.

Finalmente, se recuerda que siempre deben respetarse las señales de tráfico y las indicaciones de los policías y personal de carreteras.

Consulta aquí más noticias de Navarra.