Olona presenta una nueva convocatoria de subvenciones modernización de regadíos.
Olona presenta una nueva convocatoria de subvenciones modernización de regadíos. GOBIERNO DE ARAGÓN

La financiación de este ambicioso programa de modernización de regadíos, emprendido en la presente legislatura, persigue la mejora de la rentabilidad de las explotaciones, la mayor eficiencia en el uso del agua y la reducción de las afecciones ambientales del agrosistema productivo.

"Más allá de los objetivos convencionales relativos al uso eficiente del agua mediante la aplicación de mejoras tecnológicas, persigue objetivos más específicos y ambiciosos relacionados con la innovación institucional, y con la modernización de las propias comunidades de regantes y usuarios, que son las instituciones clave para la gestión colectiva del agua como bien común", ha señalado Olona.

Asimismo, ha destacado que "no se trata de modernizar exclusivamente las infraestructuras colectivas de riego sino de modernizar a las propias comunidades de regantes que, como corporaciones de derecho público, deben dotarse de las capacidades institucionales, técnicas y administrativas necesarias que les permitan afrontar con solvencia los retos de la gobernanza del agua como recurso clave del sistema agroalimentario y de su desarrollo".

Se trata de la segunda convocatoria desde su puesta en funcionamiento por lo que, en lo que llevamos de legislatura, el Ejecutivo autonómico ya ha comprometido 48 millones de euros. El plan se enmarca en el Programa de Desarrollo Rural de Aragón 2014-2020, que cuenta con cofinanciación de la Unión Europea, del Estado y de la Comunidad Autónoma con un montante total previsto para la modernización de regadíos de 80 millones.

La primera convocatoria estuvo dotada con 28 millones y fue resuelta a finales de 2016 con una gran demanda. Se presentaron 71 solicitudes que sumaban 200 millones de inversión por parte de los regantes. Finalmente, tras el proceso de concurrencia competitiva, pudieron ser aprobados 15 proyectos con una inversión total de 73 millones de euros.

La presente convocatoria incorpora una batería de novedades que han requerido en algún caso incluso la modificación del Programa de Desarrollo Rural de Aragón 2014-2020 ante la Comisión Europea.

OBJETIVOS

Los objetivos concretos en esta segunda convocatoria pasan por la evaluación económica, financiera y social de los proyectos para acreditar su interés general, así como su contribución a la mejora efectiva de la renta de los propios agricultores; la valoración de la contribución efectiva de los proyectos a la mejora ambiental del agrosistema, en particular, a través de la lucha contra la contaminación y las emisiones de carácter difuso, e incentivar la demanda de modernización de forma más homogénea en las diversas realidades del regadío aragonés.

También dar la mayoría de edad a las Comunidades de Regantes que, como corporaciones de derecho público, deben dotarse de los medios técnicos necesarios que les permitan liderar con solvencia todo el procedimiento de licitación y ejecución de las obras; establecer un procedimiento que haga que no compitan por la subvención en el proceso de concurrencia competitiva proyectos de gran presupuesto, con otros de presupuestos muy modestos, e incorporar, en los criterios de diseño de los proyectos, medidas innovadoras en materia de evaluación económica, que integra tanto criterios de evaluación financiera como social. Así como en materia de reducción de afecciones ambientales a través de la gobernanza del agua que se efectúe en el propio seno de las comunidades de regantes.

La distribución del presupuesto de los 20 millones de la convocatoria, se ha efectuado en tres bloques: modernización integral del regadío (paso de riego amanta a riego presurizado a goteo o aspersión), con 13 millones de euros; mejora de regadíos en general con 5,5 millones, y un último bloque de 1,5 millones para proyectos modestos tanto de modernización integral como de mejora que no sobrepasen los 200.000 euros de inversión (IVA excluido).

DEMANDA

Dada la gran demanda existente y con el fin de poder atender un mayor número de iniciativas, se ha procedido a reducir en 10 puntos porcentuales la intensidad de la subvención. Así, proyectos de modernización integral tendrán una subvención del 40 por ciento, con un techo máximo de inversión subvencionable de 6.500 euros por hectárea mientras que, en el caso de la mejora, se sitúa el porcentaje de subvención en el 30 por ciento.

Otras novedades previstas en la convocatoria son el límite de subvención a percibir por las comunidades de regantes a 3,25 millones de euros en el caso de modernización integral y de 2 millones en el de mejora de regadíos, así como el establecimiento de cuatro zonas homogéneas diferenciadas en el regadío aragonés a considerar en el procedimiento de concurrencia competitiva del otorgamiento de las subvenciones: Los regadíos del Canal de Aragón y Cataluña, los del Canal de Bardenas, los de Riegos del Alto Aragón y el resto de zonas regables.

Asimismo, se sigue manteniendo un tratamiento especial a la modernización de las huertas tradicionales, considerándolas un patrimonio tanto por sus suelos de elevada fertilidad, como por su cultura agraria a preservar. En consecuencia, el porcentaje de subvención para modernizaciones integrales de estas zonas se eleva hasta el 50 por ciento con un techo máximo de inversión subvencionable de 9.000 euros por hectárea.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.