La organización del espectáculo Delirium, del Circo del Sol, estudia devolver el importe de las entradas a aquellos que hayan reclamado y puedan demostrar con su entrada que realmente no pudieron ver la función. En total ha habido 138 reclamaciones que se produjeron fundamentalmente el jueves por la noche por falta de visibilidad. Ante los abucheos con los que terminó la primera representación, la organización subsanó el problema elevando las sillas que estaban más bajas.