Tren, trenes de Cercanías de Renfe en Madrid
Tren de Renfe ARCHIVO

Renfe ha solicitado a sus maquinistas en Teruel que entren a trabajar hasta cuarenta minutos antes de su horario previsto, a fin de que consigan calentar los llamados vagones tamagotchi, una parte del tren que controla la calefacción y necesita noventa minutos para alcanzar los 16 grados de temperatura.

El tren afectado, el Diésel 596, une diariamente las capitales de Teruel y Zaragoza por las mañanas y parte a las 6.30 horas. En este momento del día, las temperaturas bajo cero están impidiendo que el tren abra sus puertas con normalidad hasta que no se consigue iniciar la calefacción. Por este motivo, los maquinistas están llegando a su puesto de trabajo a las 5:00 de la mañana, cuarenta minutos antes de lo previsto y hasta una hora y media antes de comenzar el trayecto.

La coordinadora ciudadana Teruel Existe y la Plataforma en Defensa del Ferrocarril de Teruel denuncia en declaraciones recogidas por el diario Heraldo, que el tren no reúna "las condiciones de confortabilidad exigibles" y que para solucionar este problema se haya "alterado" el turno de trabajo de los conductores.

Solicitan que este convoy sea sustituido por otro modelo más moderno, "que apenas tardan entre 10 y 40 minutos" en precalentarse. "Los tamagotchi son chatarra, están viejos y obsoletos", critica Manuel Gimeno, portavoz de Teruel Existe.  "Los pasajeros tienen derecho a viajar con comodidad y eso es imposible con un tren que está para el desguace".

Renfe, por su parte, alega que todos los trenes con los que presta servicio "están en condiciones de hacerlo" y añade que aún no se ha recibido "ninguna queja" de los viajeros con respecto a una falta de calefacción o a una temperatura que no les resultara confortable. "Si la hubiera, como se hace en todos los casos, trataríamos de arreglarla", apuntan.

Consulta aquí más noticias de Teruel.