Embarcación mexicana encallada
Embarcación mexicana encallada. EFE/PROFEPA

El Gobierno de México ha descartado la formación de un tsunami en las costas del país debido al terremoto que se produjo en el mar Caribe, indicó el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente.

"Con base a la  información del Centro de Alertas de Tsunamis de la Secretaría de Marina, se descarta la generación de un Tsunami para costas del Territorio Nacional tras el Sismo en Honduras", dijo Puente en un mensaje difundido a través de Twitter.

Previamente, la Secretaría de Marina de México había alertado de la posible llegada de olas de tsunami a varios puntos de la Península de Yucatán.

En un boletín dirigido a autoridades civiles y militares, la institución indicó que sobre la base de la información preliminar del seísmo, se esperaba la llegada de olas de tsunami esta noche y la madrugada del miércoles en la isla de Cozumel, en estado de Quintana Roo, y en los estados de Yucatán y Campeche.

Asimismo, recomendó "mantener precauciones para embarcaciones y población costera por la posible presencia de olas y corrientes en la zona costera de los estados de Quintana Roo, Yucatán y Campeche".

En un mensaje a través de la red Twitter, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, indicó que se han activado los protocolos de respuesta, si bien hasta ahora no se reportan daños por el terremoto.

El Servicio Sismológico Nacional indicó que el seísmo fue percibido en Quintana Roo (sureste) y alrededores. Medios locales afirmaron que el temblor se sintió en la capital estatal, Chetumal, así como en Cancún, Playa del Carmen y Felipe Carrillo Puerto.

La Red Sísmica de Puerto Rico también ha cancelado en ese territorio y en las Islas Vírgenes la advertencia de tsunami que siguió al terremoto de magnitud 7,6.

Tras divulgarse la información sobre el seísmo, y antes de ser cancelada la alerta de tsumani, el secretario de Seguridad Pública de Puerto Rico, Héctor Pesquera, informó de que se había activado un plan preventivo en los municipios costeros de la isla.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) reportó que un fuerte terremoto de magnitud 7,6 sacudió las áreas entre Honduras y Cuba y provocó una alerta por tsunami.