Bermúdez
Bermúdez CEDIDA

En una entrevista concedida a 'Radio Nacional de España' y recogida por Europa Press, no ha ocultado que el Ayuntamiento de La Laguna "está en contra" del proyecto -el Cabildo también- pero para Santa Cruz de Tenerife "es la vida".

En su opinión, el acceso al área metropolitana en coche "no se va resolver con un carril más en la TF-5", ya que la "única posibilidad" para resolver el problema es "dar diferentes alternativas" para conectar el norte y el sur de la isla.

"Descartar esa posibilidad es descartar la solución de futuro y seguir acrecentando el problema", ha indicado.

El alcalde ha dicho también que en la capital hay "un punto negro" en la entrada al puerto porque cada día entran muchos camiones y se forma un "cuello de botella", por lo que espera que tanto el Gobierno de Canarias como el Cabildo "pongan recursos" para buscar una solución.

DISCREPANCIAS CON EL PATRIMONIO

Sobre las diferencias con el Cabildo a cuenta del desarrollo urbanístico de la zona de Miraflores, ha comentado que se trata de un litigio "técnico", porque los del Cabildo tienen un criterio "y lo aplican ahora, pero no cuando se aprobó el Plan General u obligándonos a catalogar inmuebles", mientras que el criterio de la Gerencia de Urbanismo es otro.

"Si no hay acuerdo no nos queda más remedio que acudir a los tribunales para ver quién tiene razón", ha advertido.

Bermúdez no entiende que el Cabildo haya mandado a parar una obra de derribo en Miraflores cuando el inmueble no está catalogado ni protegido, lo permite el actual Plan General y cuenta con la licencia de obra expedida por el consistorio.

Eso ha motivado que ahora haya un edificio a medio demoler y una calle cortada, aparte de que en casi 300 inmuebles de la ciudad se podría hacer lo mismo, lo que genera "inseguridad jurídica" para los propietarios y puede dar lugar a indemnizaciones.

"Todo está en veremos", ha apuntado, resaltando que tanto por seguridad jurídica como por la defensa de las competencias municipales se defenderá el caso en los tribunales. "No podemos permitir que en casi 300 inmuebles, de la noche a la mañana, haya incertidumbre sobre lo que puede hacer un propietario", ha indicado.

Para Bermúdez, esta posición del Cabildo hará que "la gente se lo piense" a la hora de acometer obras en sus propiedades, advirtiendo de que si no hay inversión la zona "se quedará en la ruina", porque son inmuebles privados. "Si al privado no se le deja rehabilitar, dejará caer esos edificios", ha agregado.

ILUSIONADO CON UN TERCER MANDATO

El alcalde ha dicho también que está "ilusionado" con la posibilidad de afrontar un tercer mandato en la capital -ha sido propuesto por el comité local- porque "culminaría muchas cosas" como el plan de barrios, la playa de Valleseco o la terminación del enlace puerto-ciudad.

Sí ha dejado claro que sería su "último mandato" porque considera que 12 años al frente de la Alcaldía es suficiente, y que encarará "con la misma ilusión" que en 2011 aunque en otras circunstancias, ya que en eso momento el Ayuntamiento "estaba en ruina" y ahora "está saneado".