El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz.
El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz. EUROPA PRESS

Así lo ha señalado Sanz a preguntas de los periodistas de Granada después de que la Guardia Civil haya detenido a tres varones, de nacionalidad rumana, por agredir a un vecino de la localidad tras una discusión por un accidente leve de tráfico registrado el pasado sábado en el municipio y haya identificado y detenido a tres de los supuestos responsables de diversos actos vandálicos que se produjeron en el pueblo las horas posteriores al accidente.

El delegado del Gobierno en Andalucía ha afirmado que la investigación continúa y se ha convocado una Junta de Seguridad para el próximo viernes con la presencia del alcalde, el subdelegado del Gobierno, la Guardia Civil y la Policía Local para analizar la situación, en el marco de coordinación y el contacto "fluido" que se viene manteniendo "desde el principio".

En estos momentos "la vida cotidiana" se desarrolla con normalidad en el municipio, donde se mantendrá "hasta que sea necesario" el refuerzo de efectivos de la Guardia Civil que se activó desde el inicio de los acontecimientos, según ha explicado.

El pasado sábado 6 enero, como consecuencia de un accidente de circulación en el casco urbano de la localidad en el que se registraron daños materiales leves, se produjo una discusión entre los usuarios de los vehículos que terminó con la agresión de los ocupantes de uno de los vehículos implicados, tres ciudadanos rumanos residentes en Pedrera, al conductor del otro vehículo, vecino de la localidad, produciéndole lesiones leves (contusiones en el cuello).

La Policía Local de Pedrera instruyó el atestado por el accidente de tráfico y la Guardia Civil del Puesto de La Roda de Andalucía procedió a la identificación y detención de los tres agresores, nacidos entre 1970 y 1990, por un delito leve de lesiones, poniéndoles a disposición judicial.

La noche del accidente y como consecuencia de la agresión se produjo una concentración espontánea de personas en las dependencias de la Policía Local en la que se encontraban detenidos los responsables de la agresión, los cuales fueron trasladados por la Guardia Civil al cuartel de La Roda para la instrucción de las diligencias; tras ello los reunidos se dirigieron a diferentes calles de la localidad donde volcaron tres vehículos de ciudadanos rumanos residentes en Pedrera.

En la mañana del domingo y a través de redes sociales se convocó, sin

autorización de la Subdelegación del Gobierno en Sevilla, una concentración a las puertas del Ayuntamiento de Pedrera para protestar por lo sucedido. Así, a las 13,00 horas se reunieron unas 200 personas que profirieron gritos contra la presencia de ciudadanos rumanos en Pedrera, por lo que el alcalde de la localidad, Antonio Nogales, se dirigió a ellos para calmar los ánimos, explicar que es un hecho puntual sin graves consecuencias y que la Guardia Civil ya había actuado poniendo a disposición judicial a los responsables por lo que no se podía generalizar su protesta hacia toda la comunidad rumana.

No obstante y pese a las llamadas a la calma y a la buena convivencia, sobre las 19,00 horas del domingo se empezaron a producir concentraciones espontáneas en las que diversos grupos, sorteando la presencia de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) de la Guardia Civil, volvieron a volcar vehículos propiedad de ciudadanos rumanos, hasta un total de seis, en diversas calles siendo dispersados por la fuerza actuante que consiguió evitar daños mayores.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.