La visitación, greco
La visitación, greco EUROPA PRESS/MUSEO EL GRECO

Ahora, el Museo del Greco presenta, como 'Pieza Invitada', esta versión de 'La Visitación' que, a falta de la información que aporten los análisis químicos y radiológicos, podría ser la obra original pintada por el Greco y que nunca llegó a colocarse en la capilla.

Con este programa, el Museo quiere mostrar al público obras que ayuden a entender y revisar la colección, así como presentar obras de interés al público, según ha informado el Museo del Greco en una nota de prensa.

A finales de 1607 le hicieron al Greco un importante encargo artístico, la decoración de una capilla en la iglesia toledana de San Vicente Mártir. El encargo, realizado por los albaceas testamentarios de Isabel de Oballe -rica heredera cuya fortuna se forjó en América- sufrió diversos avatares durante los últimos años de la vida del artista, siendo probable que el Greco nunca lo viera terminado.

El programa decorativo de la capilla debía incluir -además de una Inmaculada- un San Pedro, un San Ildefonso y una Visitación en homenaje a la impulsora de la construcción de la obra.

La Inmaculada -en el Museo de Santa Cruz- es obra autógrafa del Greco. Del San Pedro y del San Ildefonso se conserva una versión autógrafa -en el Monasterio de El Escorial- y una copia de cada una realizadas probablemente por el taller o por su hijo Jorge Manuel -en el Museo de Santa Cruz-, y de la Visitación se conoce la conservada en la Institución Dumbarton Oaks de Washington.

Consulta aquí más noticias de Toledo.