El Defensor del Pueblo ha abierto un expediente en el que solicita a la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias que explique cuál es su "criterio" respecto al mantenimiento en prisión del preso de ETA Ibon Iparragirre, enfermo de sida en fase terminal, pese a la solicitud del recluso para acceder a la libertad condicional por motivos de salud.

La apertura de este expediente ha sido confirmada por el propio Defensor del Pueblo en un escrito remitido al senador de EH Bildu Jon Iñarritu, que había solicitado la intervención de esta institución ante la posibilidad de que los derechos humanos de Iparragirre (Ondarroa, 1973) estén siendo vulnerados.

Iñarritu alertaba, en la documentación remitida al Defensor del Pueblo, que la permanencia en prisión de Iparragirre, enfermo de sida en fase terminal y condenado a 299 años de prisión por un atentado contra una comisaría de la Ertzaintza que causó 18 heridos, ponía en "riesgo" la vida del preso.

En su respuesta, el Defensor del Pueblo explica que mantiene abierto un expediente a través del que ha solicitado información sobre la situación penitenciaria del preso.

Iparragirre, que además de sida sufre graves problemas neurológicos, ha solicitado en varias ocasiones acceder a la libertad condicional por motivos de salud.

Aunque sus peticiones han sido rechazadas, la Audiencia Nacional ha aceptado iniciar los trámites para su traslado desde la cárcel Madrid II al centro Aita Menni de Arrasate (Gipuzkoa), unas instalaciones que albergan a enfermos mentales con causas penales y que cuentan con mayores medidas de seguridad que las de un centro sanitario convencional.

En su escrito de respuesta a Iñarritu, el Defensor del Pueblo explica que "en atención" a la información que le ha aportado el senador acerca de este caso, ha solicitado "información ampliatoria" a la Administración Penitenciaria "respecto al criterio que mantiene acerca de la aplicación de la libertad condicional por motivos de salud" a Ibon Iparragirre.

Consulta aquí más noticias de Álava.