El 1-1-2 recibía, a las 3.32 horas de la pasada madrugada, una llamada informando de que habían rescatado del agua a un chico que se había arrojado al mar desde el puerto de Cartagena, junto al Club de Regatas.

La Policía Local solicitó asistencia sanitaria para el mismo. Como quiera que el joven no supo precisar si se había arrojado al agua solo o en compañía de otros, agentes de la Policía Portuaria y de la Policía Local, así como personal del Club de Regatas iniciaron la búsqueda de otras personas en el agua, la cual resultó infructuosa.

Al lugar acudió una ambulancia con personal sanitario de la Gerencia de Urgencias y Emergencias Sanitarias 061. Tras estabilizar al joven, le trasladaron al hospital Santa Lucía con síntomas de hipotermia y abuso de alcohol.

Consulta aquí más noticias de Murcia.