Dos personas han fallecido este miércoles tras ser arrastradas al mar por una ola en la localidad guipuzcoana de Deba, ha informado el Departamento vasco de Seguridad. Son un hombre de 67 años y una mujer de 65 según ha informado el Departamento vasco de Seguridad. Ambos eran residentes de Vitoria, aunque no en el mismo domicilio.

El suceso se ha registrado a las 16.45 horas en la zona del espigón de la localidad costera, cuando una ola que ha impactado contra la escollera ha arrastrado a dos peatones que se encontraban en el lugar y los ha arrojado al mar. Un testigo que ha presenciado el hecho se ha lanzado al agua para intentar socorrer a las víctimas, pero no ha podido salvarlas y ha podido salir a tierra sin resultar herido.

Dotaciones de la Ertzaintza, Salvamento Marítimo y los bomberos se han desplazado al lugar para socorrer a las dos personas arrastradas y han logrado rescatar sus cuerpos, pero no han podido hacerlo a tiempo de salvar sus vidas. También se ha movilizado una embarcación de la Cruz Roja desde Ondarroa (Bizkaia) pero cuando ha llegado al lugar los cadáveres de las víctimas ya habían sido rescatados.

El alcalde de Mutriku, José Ángel Lizardi, ha relatado que, al parecer, las dos víctimas se han acercado al extremo del espigón para contemplar el oleaje, cuando un golpe de mar los ha arrojado al agua. Según le han informado los servicios de rescate, el hombre ha perdido "casi inmediatamente el conocimiento" y estaba flotando boca abajo sin "dar señales de vida", mientras que la mujer intentaba ayudarle. Finalmente, la mujer ha sido arrastrada por la corriente y los testigos la han perdido de vista, hasta que el oleaje la ha vuelto a acercar a la playa, pero ya fallecida.

Cuando la situación está así, la gente no se acerca

El alcalde  ha achacado a una "temeridad" el accidente que ha costado la vida a dos personas que han sido arrastradas por una ola en un espigón de esta localidad, a pesar de que no se habían establecido restricciones de paso en este punto. Ha indicado que el Ayuntamiento no había prohibido expresamente el paso de peatones en esa zona, que no "es muy concurrida". "No es una zona de paseo", ha aclarado.

"Cuando está la cosa tranquila hay gente que pesca o incluso pasea, pero cuando la situación está así, la gente no se acerca al morro" del espigón, ha señalado el primer edil. "Ha sido una temeridad, tal y como está el mar ahora mismo".

Olas de hasta 5 metros

Se da la circunstancia de que la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno Vasco mantiene activada desde las cuatro de la tarde y hasta la ocho de la tarde la Alerta Naranja por riesgo marítimo-costero: Impacto en costa, ya que la altura de ola significante rondará los 5 metros, con periodo de 19 segundos y con pleamar a las 17.40 horas, con una altura de marea de 4,53 metros.

El momento más crítico se había situado entre las 16.00 y las 18.00 horas, ya que la pleamar se ha registrado a las 17.40 horas. Por este motivo, algunos municipios, como Getxo o San Sebastián habían decretado restricciones de acceso a los paseos marítimos y zonas costeras, tanto para vehículos como para peatones.



Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.