De este modo, y dentro de estas inspecciones, los agentes intervinieron una gran cantidad de tabaco de contrabando que tenían en los locales, concretamente uno de ellos ocultado en una caja fuerte, siendo intervenido para su remisión a la autoridad competente y levantadas las correspondientes actas de denuncia, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

De la misma forma, y en el marco de dichos controles especiales para la venta de la pirotecnia sin las autorizaciones correspondientes, en varios establecimientos se intervinieron productos pirotécnicos de la primera, segunda y tercera categoría sin contar con las preceptivas autorizaciones, localizando en uno de ellos productos pirotécnicos sin ninguna medida de seguridad ni el etiquetado correspondiente de la Comunidad Europea (CE), en mal estado e inclusive caducados.

Por último, también se localizaron diversos productos perecederos caducados desde hace meses y expuestos al consumidor, lo que representa una grave infracción de sanidad y un peligro para los consumidores finales que podrían verse expuestos a productos en mal estado.

Desde la Policía Local se hace un llamamiento a todos los consumidores para que eviten adquirir productos pirotécnicos en los establecimientos que no cuentan con las correspondientes autorizaciones, así como que se haga un uso responsable y ajustado a la norma de los mismos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.