En un escrito presentado al TSJC, la Generalitat reitera que "la actuación del menor fue absolutamente imprevisible" y que no se puede apreciar ningún incumplimiento de las normas de organización y funcionamiento del centro, según publica este martes el diario 'Segre'.

La Generalitat responde en los tribunales con los mismos argumentos que ya utilizó por la vía administrativa, después de que la familia presentara una reclamación de responsabilidad patrimonial contra el Consorcio de Educación de Barcelona, formado por la Generalitat y el Ayuntamiento de la capital catalana, al considerar que el Institut Joan Fuster era el responsable del alumno y que fallaron las medidas de control.

Consulta aquí más noticias de Lleida.