Secuestro parental
Denuncian el secuestro de dos niños en Granada por su padre que está en paradero desconocido. SOS DESPARECIDOS

La Policía Nacional ha detenido en el municipio sevillano de Dos Hermanas a Manuel Lebrón González, el padre de Manuel y Violeta, de nueve y diez años, los hermanos de Granada que habían desaparecido desde que el pasado día 30 su padre no los entregara en el punto de encuentro acordado con la madre de los pequeños, que había denunciado los hechos.

Los dos hermanos se encuentran en buen estado de salud y ya han sido entregados a su madre.

Dos agentes han resultado heridos por la "resistencia violenta" que ha opuesto el detenidoEl arresto del padre, que fue condenado en firme a dos años y diez meses de cárcel por maltratar y someter a "continuas" vejaciones a su exesposa en presencia de los menores, ha tenido lugar a las 12.30 horas de este martes en el domicilio de la actual pareja del progenitor, según han confirmado fuentes policiales.

Las mismas fuentes policiales han señalado que dos agentes se encuentran en el hospital debido a lesiones causadas por el detenido por la "violenta resistencia" empleada durante el arresto.

En este sentido, la Policía ha precisado que los agentes desplazados hasta la vivienda entraron en la misma "con la autorización de la mujer" y localizaron allí al detenido, que "en un primer momento" se "parapetó" detrás de sus hijos, de forma que los policías, "en primer lugar, pusieron a salvo a los menores", lo que se consiguió sin que hayan sufrido "ningún daño".

Seguidamente, y una vez que los niños ya estaban "a salvo", según ha expuesto este portavoz policial, el detenido esgrimió un cuchillo de "grandes" dimensiones con el que agredió y hirió a dos policías, que están siendo atendidos en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla por distintas heridas y cortes, mientras que los niños "están perfectamente y no han sufrido ningún tipo de lesión", según ha insistido.

El detenido "estaba bastante agresivo" en el momento de su arresto, ha explicado a los medios de comunicación este portavoz de la Policía Nacional, que ha explicado que será puesto a disposición judicial este miércoles en los juzgados de Sevilla por presuntos delitos de sustracción de menores, atentado a la autoridad y lesiones.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha manifestado su "enhorabuena" a todos los policías nacionales "que han intervenido en la recuperación" de los niños, además de "agradecerles" la "implicación que han tenido y la pronta resolución del tema". El ministro ha deseando la "rápida y feliz recuperación de aquellos policías nacionales que han sido heridos en la operación" llevada a cabo.

"Por dios, son tu sangre"

Cabe recordar que esta mañana, a las puertas de los juzgados de Alcalá de Guadaíra, la madre de los niños, Sonia Barea, hizo un llamamiento al padre de sus dos hijos pidiéndole: "No les hagas daño", y pidiéndole también que recordase que "por Dios, son tu sangre".

A preguntas de los periodistas a las puertas de los juzgados de Alcalá, a donde había acudido para reclamar información sobre la investigación, Barea admitió que tenía miedo de que su expareja hiciese daño a los menores y le pedía que, en el caso de que escuchase sus declaraciones, que no olvidase que son sus hijos.

"No les hagas daño, por Dios, son tu sangre"Ha recordado que durante el tiempo que vivió con él sufrió maltrato físico y psicológico: "Al principio era encantador y maravilloso, estaba superenamorada de él, pero antes de tener al niño perdí mi trabajo, y cuando vio que dependía de él me hizo perder mi relación con mi familia; yo era lo que él quería que hiciese y sufrí violencia sobre todo psicológica".

"Dos veces me ha pegado un bofetón, me ha cogido de las piernas y me ha tirado de la cama", ha relatado, lamentando que no se haya ejecutado la sentencia que desde julio pasado obliga a su exmarido a ingresar en prisión durante 34 meses.

Consulta aquí más noticias de Granada.