La madre de dos niños de nueve y diez años ha denunciado su desaparición como un posible secuestro cometido por el progenitor, condenado por maltrato y que debía haberlos entregado en un punto de encuentro de Granada el pasado 30 de diciembre.

Según la madre de los dos menores, Sonia Barea, los niños Manuel y Violeta, de nueve y diez años, se marcharon el pasado 23 de diciembre con su padre, que debía entregarlos seite días después en un punto de encuentro de Granada, residencia habitual de los pequeños. Sobre el padre de los dos menores pesa una orden de alejamiento de su expareja, vigente hasta septiembre de 2022.

Manuel Lebrón, el padre, es un ex policía local -expulsado del cuerpo- que fue condenado a finales de 2016 a dos años y diez meses de cárcel por delitos de maltrato habitual y maltrato en el ámbito familiar en presencia de un menor. En dicha sentencia se le había impuesto además la prohibición de comunicarse con su ex mujer durante cuatro años y medio, tal como cuenta El Diario de Sevilla.

En este sentido, la Policía Nacional investiga una llamada realizada en la noche del lunes a la Policía Local de Alcalá de Guadaíra precisamente por el propio Lebrón en la que dijo a los agentes que los niños "no están secuestrados, están con su padre".

La llamada, no obstante, se realizó desde un teléfono que no es el del exagente, aunque los intentos de volver a comunicar con ese número durante la noche han sido infructuosos.

Cuando no se presentó, agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil y la familia de los menores intentaron localizar por teléfono al progenitor, que tenía el móvil apagado. La madre ha detallado que formalizó entonces una denuncia en el juzgado en funciones de guardia de Granada al considerar los hechos como un secuestro parental.

La Policía Nacional de Sevilla está buscando a los dos menores después de que la madre haya relatado a la Policía que el padre "ha tenido varios problemas con la justicia" y que "tiene una prohibición de vivir e incluso acercarse a la población sevillana de Alcalá de Guadaíra", lugar donde tiene habitualmente su residencia, "por lo que no se sabe actualmente dónde está viviendo con los menores".

La custodia de los dos menores la tiene la madre y la patria potestad es compartida entre los dos progenitores

Del mismo modo, según se desprende de la demanda, los hijos habían hecho saber a la madre que "su padre les había dicho textualmente que se los iba a llevar fuera y que residencia habitual de los pequeños" y, añade, "en una ocasión la niña observó que el padre tenía guardado en una caja fuerte un fajo de billetes de euros bastante grande".

El presidente de la Asociación Sosdesaparecidos, Joaquín Amills, ha explicado que la custodia de los dos menores la tiene la madre y la patria potestad es compartida entre los dos progenitores pese a que Sonia ha solicitado judicialmente que impidan al padre ver a sus hijos, una causa que aún no ha recibido respuesta.

La familia de los dos menores y la asociación están divulgando por redes sociales y a nivel europeo las imágenes de los dos niños junto a sus características físicas y edades para incrementar la colaboración ciudadana y facilitar su localización, según han indicado tanto Barea como Amills.

Además han coincidido en destacar la gravedad de este suceso ya que Lebrón iba a recibir en breve una orden de entrada en prisión por diferentes delitos, entre ellos quebrantamiento de condena y resistencia a los agentes de la autoridad.

Consulta aquí más noticias de Granada.