Así lo ha dicho el alcalde, Adolfo Muíños, durante una concentración de repulsa convocada a las 13,00 horas de este lunes a las puertas del Ayuntamiento, y en la que se ha leído el acta aprobada momentos antes.

En ella, el Ayuntamiento de Rianxo, en el que fue localizado este domingo el cadáver de Diana Quer, ha expresado su "sincero pésame, respeto y solidaridad" a la familia de la joven madrileña, desaparecida el 22 de agosto de 2016, particularmente a sus padres y a su hermana.

Con ello, han pretendido "acercar cariño y consuelo" por "el dolor y la tristreza que les ha acompañado en estos meses de duda e incerteza" y que ha terminado "con la pérdida de una hija y hermana".

"NO HAY UN FINAL QUE SEA FELIZ"

Del mismo modo, han felicitado a los cuerpos de seguridad y emergencias y a los vecinos de la zona por su "implicación desde un primer momento" y por el "esfuerzo" realizado para "esclarecer los hechos". "No hay un final que sea feliz en este caso, pero la resolución y la detención del culpable es una buena noticia", ha dicho el alcalde.

Lo recogido en el acta, ha continuado, resume "la voz de todos los vecinos de Rianxo y de su entorno". "Esta vez nos tocó la maldad en la puerta para recordarnos que nos queda mucho por recorrer en esta sociedad, mucho por hacer para erradicar la lacra del machismo, y no nos cabe ser cómplices, mirar para otro lado y pensar que solo sucede lejos de nosotros", ha añadido.

El pleno de Rianxo ha expresado, así, el deseo de vivir en "una sociedad segura en la que pasear, trabajar, estudiar, en la que vivir". "Las queremos vivas", ha finalizado el regidor, tras lo que ha dicho que el consistorio ha decretado tres días de luto oficial y ha ratificado su "compromiso de lucha contra la violencia machista".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.