Funcionarios
Imagen de archivo de unos trabajadores públicos de Hacienda atendiendo a las personas que presentan la declaración de la Renta. Fernando Alvarado / EFE

La crisis llevó a los recortes y estos han pasado factura, muchas facturas. Una de ellas, la del empleo público. España tiene hoy 59.449 empleados públicos en la Administración Pública Estatal menos que hace 5 años. Según datos del Registro Central de Personal, entre enero de 2012 y enero de 2017 el número de empleados públicos se ha reducido un 10,2%.

En concreto, el número de efectivos de la Administración del Estado ha pasado de los 581.861 empleados en enero de 2012 a 522.412 en enero de este año. En la primera legislatura de Mariano Rajoy (enero 2012-enero 2016) concretamente, la plantilla del Estado se redujo un 9,3%, al disminuir en 54.060 empleados en esos cuatro años.

De la reducción de 59.500 efectivos en los últimos cinco años, la mayor parte se registró en la Administración General del Estado (AGE), que pasó de 234.685 efectivos en 2012 a 206.706 este año, un 13,5% menos, mientras que en otros departamentos de la Administración del Estado se contrajo un 9%, pasando de 347.176 en 2012 a 315.706 este ejercicio.

Dentro de la AGE, la plantilla de los ministerios, organismos autónomos y áreas de actividad contaba en enero de este año con 188.506 empleados, un 12,6% menos que en enero de 2012; la de las agencias estatales con 14.699 empleados públicos, un 8,3% menos en el periodo, y la de las instituciones sanitarias de Defensa con 3.501, por lo que subió en cambio un 17% en esos cinco años.

Los mayores recortes se han dado en País Vasco, Asturias, Cataluña y CantabriaPor su parte, entre los otros órganos de la Administración pública, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han visto disminuida su plantilla un 6,3%, hasta 138.883 efectivos; en las Fuerzas Armadas se ha reducido un 5%, hasta 120.648 empleados, mientras que la Administración de Justicia ha bajado solo un 1%, hasta 24.424 efectivos. A su vez, el número de empleados en las entidades públicas empresariales y organismos públicos con régimen específico ha caído un 33%, hasta los 31.751 efectivos.

Por comunidades autónomas, la Comunidad de Madrid suma 151.549 empleados del Estado, un 11,5% menos que en 2012, seguida por Andalucía, con 84.919 efectivos (-10%); Castilla y León, con 35.697 (-13%); la Comunidad Valenciana, con 35.018 (-10,6%); Galicia, con 27.619 (-7,3%); Cataluña, con 25.989 (-15,2%); Canarias, con 23.941 (-4,5%) y Aragón, con 21.817 efectivos (-8%).

A continuación se sitúan Castilla-La Mancha, que ha reducido su número de efectivos de la Administración Pública Estatal un 9,8%, hasta 17.611 empleados; Murcia, con 16.677 empleados (-5,8%); Extremadura, con 13.720 (-1,6%); País Vasco, con 11.075 (-17,6%); Islas Baleares, con 10.429 (-8,3%); los efectivos del extranjero, con 9.564 (-2,2%); Asturias, con 9.060 (-16%); Melilla, con 8.904 (-5%), Ceuta, con 7.738 (-8,2%). Las tres regiones con un menor número de efectivos de la Administración estatal son Cantabria, con 4.649 empleados, un 14,4% menos que en 2012, Navarra, con 4.231 empleados (-9,9%) y La Rioja, con 3.015 efectivos (-10,3%).

Estabilizar interinos

Estos datos han sido trasladados por el Gobierno en su respuesta a la pregunta escrita realizada por los diputados socialistas Miguel Ángel Heredia y María Jesús Serrano sobre el número de empleados de la Administración General del Estado desde 2011 hasta la fecha.

El pasado 29 de marzo Hacienda suscribió con los sindicatos un acuerdo para la mejora del empleo público, con el objetivo de estabilizar a 250.000 interinos hasta 2020, de las que 237.070 corresponden a los ámbitos de Sanidad (129.700), Docencia (98.807) y Administración de Justicia (8.564). Con ello se lograría reducir la tasa de temporalidad en el sector público hasta el 8% en tres años.