Crimen de Susqueda
Los dos jóvenes asesinados en el pantano de Susqueda. Mossos

Los investigadores del triple crimen de Teruel han llegado a manejar la hipótesis de que el autor confeso, Norbert Feher, fuese también el responsable de los asesinatos de Paula y Marc, desaparecidos en agosto en el pantano de Susqueda, en Girona, y cuyos cadáveres fueron encontrados un mes después. Así lo apuntaba este lunes el diario La Razón. La Guardia Civil sin embargo ha desvinculado después al conocido como Igor el ruso del asesinato de la pareja porque considera que en ese caso intervino más de una persona, según El Heraldo.

La pista de los dos jóvenes se perdió el 24 de agosto y el exmilitar serbio, que este domingo confesó que se había cobrado la vida de los guardias civiles Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero y del ganadero José Luis Iranzo, señaló que llegó a España en septiembre. Ese detalle, no obstante, carecería de valor como elemento investigador.

Los cuerpos de Paula, de 21 años, y Marc, de 23, fueron encontrados desnudos, y con signos evidentes de violencia. Ella presentaba un disparo en la cabeza y él heridas en el tórax.

Según explicó el inspector Jordi Doménech, aparecieron un mes después de su desaparición por el proceso de descomposición de los cuerpos —que hace que se llenen de gas—, facilitando que salieran a la superficie, además de que había bajado el caudal del pantano.

Casi tres meses después del hallazgo se desconoce quién fue el autor o autores de este crimen ni cuál habría sido el móvil.