«Los jóvenes creen que es más perjudicial fumar tabaco que marihuana». Ésta fue una de las explicaciones que dio la concejala de Sanidad, Lourdes Bernal, sobre el resultado de la encuesta hecha a 1.286 estudiantes de 13 a 18 años en el curso 2006/07.

Según la encuesta, el consumo de cannabis entre los estudiantes creció un 5% respecto al curso anterior. También subió el de alcohol un 3%, justo lo que bajó el de tabaco. Además, el 3% de encuestados dijo fumaba cannabis a diario, el triple de los que bebían alcohol todos los días y sólo un 4% por debajo de los que fumaban tabaco cada día.

El 15% decía que había probado el cannabis y el 6% que lo fumaba de vez en cuando. Un 40% confesaba haber probado el alcohol y el 33% bebía de forma ocasional. El 3% había catado drogas de diseño y cocaína.